7.8/10

Es un hecho que a Stuart Murdoch le gustan las chicas y además de todo las comprende. El músico no sólo las ha puesto en la portada de casi todos los discos de Belle and Sebastian, sino que además ha salido en su búsqueda para utilizarlas en su nuevo proyecto God Help the Girl , un soundtrack visto desde la perspectiva de una joven llamada Eve, recién salida de un manicomio y en el proceso de buscar un novio y una nueva vida. El resultado es un álbum compuesto por 14 temas que sin dificultad podrían haber formado parte de cualquiera de los clásicos de la agrupación de Glasgow.

Finalmente, esto no tiene nada de raro si pensamos que Murdoch es el líder de los escoceses y que de hecho la banda colaboró con arreglos y composición de los temas de esta producción. Por si fuera poco, dos canciones del último álbum de los Bellies aparecen aquí en nuevas versiones, una es el track con el que abre el disco, "Act of the Apostle", la otra es una versión más orquestal y menos pop de "Funny Little Frog", cantada por una de las ganadoras del concurso que lanzó Murdoch, Brittany Stallings.

La mayoría de los temas sin embargo son interpretados por otro de sus descubrimientos, Catherine Ireton, una cantante no tan novel que definitivamente logró darle cohesión y personalidad a este disco, adornando con su magnífica voz temas como el atormentado y contreras "God Help the Girl", algunos musicalmente grandilocuentes como "Musician Please Take Heed", o maravillas como "Come Monday Night" y "I'll Have To Dance With Cassie".

De hecho, más que el cantante, Stuart es el artífice detrás de todo este asunto. El músico interviene sólo en tres de los tracks del disco. El primero es "Pretty Eve in the Tub", una mezcla de balada y canción de cuna contrita y algo perversa; el segundo, "Hiding Neath My Umbrella", es una balada con cuerdas omnipresentes que habla sobre el miedo a enamorarse completamente y al mismo tiempo el deseo de ser conquistada (esta por cierto fue compuesta por el gran Stevie Jackson). También aparece en "If You Could Speak", con las voces principales de Catherine y Anna Miles.

Además hay un par de temas instrumentales, "A United Theory", un tema jazzeado y cortito, y "The Music Room Window", más clásico pero igual de breve. Asimismo aparece para dar una mano el vocalista de The Divine Comedy, Neil Hannon, quien canta a dúo con Catherine la orquestal "Perfection as a Hipster". Tambien está Asya, quien viene a deslumbrar con su voz en "I Just Want Your Jeans". El disco finalmente cierra con todas las voces femeninas entonando la inspirada "A Down and Dusky Blonde".

Sin duda alguna God Help the Girl es un disco clásico y a la altura de lo que ha hecho Belle and Sebastian y su vocalista en anteriores ocasiones, con la única ventaja de ofrecer voces nuevas y diversos colaboradores. No es un disco totalmente cohesivo, tiene sus altas y sus bajas pero en general es lindo, bien hecho y muy disfrutable, especialmente para aquellos que son fans del grupo escocés y obviamente de su cantante.

God Help the Girl es finalmente un buen ejemplo de lo que puedes hacer con la gentil ayuda de tus amigos, especialmente si esos amigos son tan talentosos como tú. Un disco perfecto para el otoño, tal vez el verano, los sueños y las tardes relajadas en el sillón. Un álbum simple y sencillamente bonito. ¿Y qué más podríamos pedir?

Fecha de lanzamiento: 2009
Disquera: Matador
Compra el disco: Amazon