The Dead Weather es un grupo que, desde el primer día que se anunció, prometía muchísimo. ¿Por qué? Básicamente porque la gente que compone la banda tiene una gran experiencia en el mundo musical. Si a eso le sumamos la técnica que tiene Jack White en la guitarra y que la voz de Alisson Mosshart es única no había que ser un genio de la crítica o un productor con gran capacidad para saber que sus producciones serían excepcionales. Obviamente los dotes de Dean Fertita, de Queen Of The Stone Age y Jack Lawrence, de The Raconteurs, no se quedan atrás.

Ya lo he dicho muchas veces con anterioridad (no fui el único ya que Keith Richards también lo ha asegurado) pero Jack White es uno de los guitarristas más dotados de toda su generación. Lo podemos ver tanto en The White Stripes como en The Raconteurs o The Dead Weather. Si bien todos en el grupo, como dije antes, saben perfectamente lo que hacen y son grandes músicos, Jack tiene una energía que sobresale y su guitarra nos hace, por momentos, emocionar y envidiar.

La primera gran diferencia que hay entre Horehound, su primera producción, y Sea of Cowards es que en el primero la cantante de The Kills tomó las riendas y fue la vocalista prácticamente en todo el disco. El segundo no es así. En Sea of Cowards Jack se deja escuchar y lo hace muy bien. Unas letras potentísimas y unos gritos que solamente él puede pegar sin despegar los ritmos que, además de pesados y completamente coordinados, tienen ese dejo de importancia que es un sello de The Dead Weather. En este nuevo disco no hay solamente un cantante y otro que acompaña como antes sino dos y ambos son increíbles.

A su modo lograron producciones que son increíblemente pegadizas. Obviamente, al ser un estilo realmente crudo no podemos esperar que se nos peguen como una canción pop (que en realidad odiamos que esté en nuestra cabeza), pero este rock alternativo blusero que tiene un poco de todo en él realmente nos llegará a lo más profundo. Nuevamente, denle las gracias a la guitarra e increíbles capacidades de Jack Whit y al órgano de Dean.

No hay que escuchar más que la primera canción para darnos cuenta de qué va el disco. "Blue Blood Blues" es una obra maestra de coordinación, riffs y punteos que logrará que su cabeza comience a moverse sin ni siquiera darse cuenta. Van a llegar a la mitad de la canción y estarán moviéndose al ritmo de la música. El coro es demasiado y no sé si es por culpa de los "da da da da" o por su letra pero será el encargado de engancharte y hacer que escuches toda la producción sin poner stop un segundo: "I only got one face da da da da / I tried too long to erase / You know if I left da da da da / I wouldn't leave a trace".

Otro de los grandes que tiene Sea of Cowards es "Die By The Drop". Empieza de una forma que no parece The Dead Weather y un órgano que logra atraparnos (Dean otra vez). Pero a medida que va pasando la canción un acorde repetitivo y la voz de Jack hace que nos demos cuenta que tranquilamente podría tratarse de uno de los cortes de difusión.

8/10

Sea Of Cowards, para los fanáticos de The Dead Weather, será un verdadero regalo salido desde lo más profundo de la cabeza de sus integrantes. Para aquellos que quieran incursionar en el mundo alternativo sin duda es un excelente comienzo. Quizás parezca algo pesado por momentos, pero sin duda se trata de una producción que irás descubriendo cada vez que la escuches porque tiene detalles que se nos querrán escapar todo el tiempo.

En la canción "Blue Blood Blues", que como les dije abre el disco, Jack le dice una frase muy simple a una mujer que es "I wouldn’t leave a trace". Lamento decir que con semejante producción eso no sucederá nunca. Dejar rastro es lo que este grupo hizo con su primera producción y que seguirá haciendo con Sea of Cowards, sin duda.

Fecha de lanzamiento: Mayo 2010
Compra el disco: Amazon
Descarga el disco: En la web
Canciones recomendadas: "Blue Blood Blues", "Die By The Drop", "The Difference Between Us"