Muchas veces la realidad supera con creces cualquier ficción que pudiéramos imaginar. Y lo normal es que sea en sentido negativo. Por eso las tragedias y catástrofes nos sorprenden siempre. Son sucesos tan inesperados y tan sobrecogedores que parecen sacados directamente de un mal sueño.

Es precisamente de una pesadilla de lo que surge este nuevo disco de Avenged Sevenfold. La situación del grupo a finales del año pasado no podía ser mejor: un contrato con una discográfica importante, ventas que superaban los dos millones de discos, una extensa gira programada y miles de seguidores por todo el planeta. Sin embargo, todo ese idilio se rompió cuando el 29 de diciembre de 2009 se dio a conocer el fallecimiento de su baterista, Jimmy "The Rev" Sullivan. Ahí es cuando comenzó Nightmare a fraguarse.

Once canciones y unos 66 minutos de duración forman este nuevo disco de los californianos. Desgranemos sus entresijos.

El primer corte es el que da nombre al álbum. Ya lo comentamos hace tiempo y, habiéndolo escuchado más detenidamente, me reitero en que es un auténtico bombazo, y eso que se alarga 6 minutos y 19 segundos.

"Welcome To The Family" también la analizamos en Cuchara Sónica. Después de haber escuchado todo el disco es, sin duda, la canción más directa -y corta- de todo el compacto.

"Danger Line" tiene un inicio muy militar a base de redobles de caja que son acompañados por la guitarra y el bajo. Las estrofas son fáciles de escuchar y arrastran enseguida hacia un estribillo en el que la melodía de la guitarra es la protagonista. Me ha gustado especialmente la parte final instrumental, en la que incluyen piano y silbidos. Por cierto, la letra es una crítica a las guerras y a los militares que Estados Unidos reparte por todo el mundo.

Del siguiente corte también hemos hablado. Se trata de "Buried Alive". Es uno de los más destacados del álbum.

En "Natural Born Killer" encontramos la canción más dura y contundente del disco. Mike Portnoy hace gala de la maestría a la batería que ostenta. El estribillo es la parte más lenta y la que menos me atrae del tema. Creo que con otro enfoque habría sido uno de los mejores tracks .

La balada del disco es "So Far Away" y va enteramente dedicada a la memoria de Jimmy "The Rev" Sullivan. La letra expresa que aunque el baterista esté lejos, todos los miembros del grupo encontrarán un hueco en sus mentes para recordale por siempre. A pesar de la emotividad, no supera a "Dear God", de su anterior disco, aunque seguramente tampoco pretendiera hacerlo.

Un comienzo parecido al de "Buried Alive" tiene "God Hate Us", aunque pronto aparecerán las guitarras distorsionadas y un doble pedal galopante. Esta canción tiene riffs y armonías muy thrash metal, y eso también se aprecia en el registro hardcore de M.Shadows. Y es que cuando se le dedican unas bellas palabras a dios, probablemente por la muerte de Sullivan, una voz demasiado melódica no habría encajado.

Unos arpegios que me han recordado a Judas Priest dan inicio a "Victim". Charlotte Gibson aporta en estos instantes unos coros preciosos que vuelven a repetirse al finalizar el corte. El resto de la canción es calmado hasta que llega al estribillo, en el que la intensidad sube un peldaño para volver a bajar cuando comienza de nuevo la estrofa. Me ha gustado mucho la línea de bajo de la canción.

Otra canción a la memoria de Sullivan es "Tonight The World Dies" en la que escuchamos a un emocionado M.Shadows alternando voces rasgadas con limpias. Es un buen track, pero, para mí, no tiene elementos que llamen especialmente la atención.

"Fiction" es una canción especial en este Nightmare porque su letra fue la última que escribió Jimmy "The Rev" Sullivan tres días antes de morir y, de hecho, su voz aparece junto a la de Shadows en el resultado final. Las guitarras ceden el protagonismo al piano en una canción siniestra y oscura que será de las más especiales tanto para la banda como para los mejores seguidores.

Un inicio de bajo muy a lo "God Of Thunder" de Kiss da paso al último corte del álbum, de casi 11 minutos. Una gran composición y unos arreglos elegantes y oscuros son lo más destacado en este "Save Me", que merece la pena escuchar de arriba abajo más de una vez por todos los detalles que tiene.

8.5/10

En líneas generales Nightmare es un disco bastante bueno y que seguro será un éxito de ventas, lo que impulsará a los integrantes de AX7 a seguir adelante con el proyecto. Con la calidad que tienen, les espera un futuro bastante bueno. Eso sí, Mike Portnoy ha grabado unas baterías que dejan el listón muy alto para el sustituto que entre cuando él regrese a Dream Theater.


Fecha de lanzamiento: 27 de julio de 2010
Discográfica: Warner Bros
Compra el disco: En Amazon
Descarga el disco: En la Web
Tres canciones destacadas: "Nightmare", "Danger Line" y "Buried Alive".