Que nos hayamos abalanzado sobre el debut de los neoyorquinos MGMT por que pusieron en un pedestal al pop psicodélico con tintes electrónicos es de público conocimiento. Pero después de que abandonó la producción de dormitorio, el dúo se convirtió en quinteto y se puso ansioso por llevar la nueva forma que tomó su repertorio (que dejaba de lado el sintetizador y se tiraba más hacia el rock) al estudio. La ecuación en Congratulations cambió radicalmente y ello no pudo dividir más a la opinión colectiva.

El sentimiento de decepción fue el predominante. Al margen de la recepción de los críticos, el ejemplo de “mal segundo álbum” de esa obra fue incluso usado por uno de los miembros de Friendly Fires para decir lo que no quieren hacer cuando les toque el turno de realizar el suyo.

Ahora, según recoge la revista Spin, los MGMT estuvieron hablando sobre lo que planean hacer con su música durante el proceso de composición y producción de las canciones que formarán parte de un nuevo trabajo discográfico en una entrevista con el medio escocés Daily Record. Para evitar que el resultado sea algo deplorable, aseguran que tendrán de vuelta a su árbitro, su discográfica. Las declaraciones suenan tanto como a un perspicaz escarmiento de las impresiones de su disco actual como a una lavada de manos respecto a lo que sucedió con él (como si su sello les hubiera dado una libertad creativa bastante amplia pero muy negligente).

Definitivamente pensamos que nuestra música cambiará en el futuro. Tenemos algunas ideas y hemos estado hablando sobre las posibles direcciones que podemos tomar. Estamos en estados mentales mucho más positivos que cuando estuvimos componiendo Congratulations. Estamos menos ansiosos, hemos estado buscando relaciones con el sello durante el proceso de grabación y será un poco diferente esta vez. Ellos estarán más involucrados y no nos darán mucha libertad.

Vía: Spin