Como sabéis, las aguas están revueltas en torno a si Slipknot volverá a publicar un disco nuevo. Desde la muerte de su bajista, hemos leído declaraciones más optimistas que otras y, aunque parece relativamente claro que la banda volverá, la incertidumbre mayor es si el regreso estará al nivel de las producciones anteriores del grupo, ya que, al parecer, Paul Gray era una parte fundamental en Slipknot.

Pero, en esta ocasión no vamos a hablar de la banda de los maggots, sino de Stone Sour, uno de los proyectos alternos de uno de sus componentes: el cantante Corey Taylor. Desde su fundación en 1992, el grupo ha publicado 3 discos; uno cada 4 años, y es que Slipknot ha ocupado la mayor parte del tiempo de Corey y del guitarrista James Root, que también se encuentra en este proyecto a las seis cuerdas. La propuesta musical de Stone Sour es bastante diferente a la de Slipknot. Es más accesible y melódica y tiende más al hard rock que al metal.

Justamente ayer llegaba a las tiendas la nueva entrega del grupo. Bajo el título de Audio Secrecy encontramos 14 temas que nos dan 54 minutos de rock duro bien hecho.

La canción que da nombre al disco es una introducción instrumental en la que el piano es el principal y –único- protagonista. Acordes y melodías tristes y melancólicas probablemente vayan en memoria del fallecido amigo de la banda, Paul Gray.

De manera contundente y con toques árabes comienza "Mission Statement", un tema que critica a las tropas que Estados Unidos tiene repartidas por todo el mundo. Me gusta la idea del solo de guitarra, pero no me convence el abusivo reverb que tiene y que hace que pierda definición -quizá de manera intencionada-. Es un buen corte para comenzar un disco de hard rock.

"Digital [Did You Tell]" es algo más melódica que la anterior y tiene un sonido que me ha recordado en algunas partes al de Ozzy Osbourne en su etapa más reciente. Su mensaje es una crítica al mundo actual y a la moda en particular.

El siguiente track es el single, "Say You'll Haunt Me", del que ya hablamos en Cuchara Sónica cuando se presentó su videoclip. Es el más comercial del disco y el que más fácilmente cautiva.

"Dying" es la primera balada que nos encontramos en Audio Secrecy. Un inicio con guitarras acústicas da paso a una auténtica power ballad que se asemeja a Nickelback. Me gustan los arreglos que tiene y el solo de guitarra de Jim Root.

Un ritmo más pesado y contundente tiene "Let's Be Honest" que en su parte instrumental recuerda a los oyentes que Stone Sour no es la banda de pop de Corey Taylor. Ésta es una de esas canciones que seguro gana bastante en directo porque es muy agresiva.

"Unfinished" comienza con un riff de guitarra grave que enseguida corta Taylor con su voz. Probablemente sea esta canción la que más balanceada está en cuanto a comercialidad y a contundencia, ya que el resto siempre suele decantarse más por una cosa que por otra. De lo mejor del disco.

"Hesitate" es otra balada, esta vez bastante más calmada que la anterior. Es una canción de amor/desamor con un sonido que sigue un patrón muy de los años 80, especialmente en el estribillo. Podría ser perfectamente la banda sonora de una de esas series de televisión americanas de adolescentes.

El momento "blando" de la banda se ve interrumpido con "Nylon 6/6", un tema duro y con un aire más psicodélico, más típico del metal alternativo y de bandas como Deftones o Slipknot, de hecho en su parte intermedia hay algún pasaje que recuerda a la banda de Des Moines.

Un lead de guitarra eléctrica delicioso da paso a "Miracles", otra de las canciones lentas del álbum, pero que nada tiene que ver con el pop "pasteloso". Su letra habla de lo mucho que se echa en falta a la persona amada y es que Corey Taylor compuso las letras del disco en un momento clave de su vida, en el que se separó de su pareja.

"Pieces" es una canción country con guitarras eléctricas duras y con toques muy de Metallica. Tiene un estilo poco común en el rock actual, aunque tiene pasajes muy típicos del folk norteamericano. Curiosa de escuchar, cuanto menos.

El corte más duro del disco es "The Bitter End" sin duda. Tan sólo escuchando su inicio sabremos por qué. Si tuviera una dinámica más fluida sería muy apropiada para ser el siguiente single de la banda, eso sí, menos comercial que "Say You'll Haunt Me". Me gusta el toque oriental del solo de guitarra, aunque, de nuevo, con un reverb abusivo para mi gusto.

Si os habéis percatado, desde "Hesitate" se van alternando las canciones lentas con las más duras, y dado que "The Bitter End" es la más heavy del disco, ¿adivináis qué viene a continuación? En efecto, una balada. "Imperfect" es Corey Taylor cantando con guitarras acústicas de fondo, sin nada más. Y realmente tampoco hace falta porque así está muy bien, una delicia para los oídos.

"Threadbare" es una canción más experimental, a caballo entre la balada y el medio tiempo. Después de tanta canción lenta habría venido bien un ritmo más vivo y alegre. Además, es el track más largo del disco y el que, por eso, es más pesado de escuchar. Es un final que me ha dejado insatisfecho, quizá esperaba algo más.

7.5/10

En líneas generales se trata de un buen disco, con una buena producción y unas buenas ideas, sobre todo en las guitarras. Corey Taylor interpreta un papel muy correcto a la voz, eso sí, mucho menos extremo que en Slipknot. Lo que se echa en falta en este Audio Secrecy son canciones más en la onda de "Say You'll Haunt Me" o, al menos, más directas y cañeras porque no quiero imaginarme el bajón que sería ver un concierto del grupo con un setlist que incluya todas las baladas del álbum.

Fecha de lanzamiento: 07/09/2010
Discográfica: Roadrunner Records
Compra el disco: Amazon
Descarga el disco: En la Web
Escucha el disco: En Spotify
Tres canciones destacadas: "Say You'll Haunt Me", "Unfinished", "Imperfect".