Y es que la realidad indica que a muchos no les cae muy bien la idea de que actualmente podamos seguir tan de cerca muchísimos eventos a través de esta herramienta que día con día impacta por sus formas de uso y su penetración cada vez más fuerte en cada uno de los ámbitos de la vida diaria. Twitter brillo en su momento por ser el medio por el cual se difundió de primera mano la muerte de Michael Jackson por ejemplo, actualmente cualquier concierto o evento importante que haya alrededor del mundo lo podemos seguir de cerca a través de un simple hashtag y nada más. Por ejemplo, este fin de semana se llevo a cabo el Corona Capital en la ciudad de México, uno de los festivales más esperados de todo el año con Pixies e Interpol como headliners y que de manera inesperada dejo sin señal móvil a los asistentes.

Muchos en Twitter el día de ayer y hasta este momento culpaban a su operadora telefónica por fallar justo cuando estaban ansiosos por reportar sus emociones y percepciones vía Twitter o cualquier red social acerca del festival, sin embargo no fue posible, hay que aclarar que esto fue algo fue algo intencional y no a causa de las diferentes operadoras de telefonía móvil, más bien es una modalidad que empieza por ser una tendencia en los eventos masivos (sucedió también en el pasado concierto de los Black Eyed Peas en la ciudad de México), esto se logra a través de una tecnología que mediante inhibidores de señal, es imposible acceder a las redes móviles en cierto rango de cobertura, ahora analicemos brevemente la razón que hay detrás de este movimiento por parte de los organizadores y productores.

¿Por qué? Partimos de lo que Alejandro Franco (Warp Magazine) publicó en Twitter “Parte del concepto del Corona Capital fue regresar a las raíces y bloquear las señales de móviles para conocernos todos y no hacer grupos”. Bien, quizás si sea un poco parte del concepto, porque en realidad he tenido la oportunidad de ir a festivales en donde la gente se la pasa reportando los mínimos detalles vía Twitter (incluso yo me considero de ellos), toma fotos y se la pasa grabando el concierto con su móvil o cámara digital y es que según yo, no hay nada mejor que disfrutar, cantar, sentir y bailar al ritmo de cualquier banda dando un buen show en vivo y por supuesto es una gran oportunidad de conocer gente con gustos parecidos a los tuyos y con las que muy fácil puedes acercarte a platicar, estoy muy de acuerdo con eso, sin embargo no creo que dejar sin señal móvil a los asistentes vaya por ahí, es decir, para fomentar la amistad entre los presentes no.

Seamos sinceros, sin ir a un festival nos podemos enterar de los detalles de cualquier festival siguiendo la cobertura en Twitter desde nuestra computadora o nuestro teléfono y creo que de eso están más que conscientes los empresarios que invierten en la industria del entretenimiento ¿están temerosos de estas nuevas tecnologías? La respuesta puede que sea sí, y es que alimentando de emociones a los hipsters y melómanos con un catalogo bien exquisito de la mayoría de sus bandas favoritas y considerando que últimamente el gusto por la buena música y los festivales es cada vez mayor en cuanto a número de personas también hay que destacar que es cada vez más difícil vender tickets para estos eventos. Nos enfrentamos cada vez a un público más exigente, de primer mundo, que ya no se conforma con un sonido mediocre y una o dos bandas internacionales, el público pide más, la gente llega con una mentalidad de pasarla bien, conocer, exigir, criticar y compartir. Para nosotros es muy fácil tomar una foto con nuestro smartphone, enviarla a Twitpic y compartirla a todos vía Twitter o si somos menos sofisticados vía Facebook, eso es solo un ejemplo de lo fácil que es compartir la información en tiempo real hoy en día, sin embargo eso no es muy bueno a la hora de incitar a las personas a comprar tickets y creo que esto es, sino por completo la razón del bloqueo, si contribuye en gran parte a hacerlo, no hay que dejar de lado que aquí también entra el Copyright, las discográficas y todo lo demás.

Veámoslo por el lado sencillo, nos vamos al concierto y nos encargamos de disfrutar plenamente el festival sin necesidad de estar en un romance con nuestro teléfono durante toda la noche, sin embargo hay que analizar también las otras posibilidades. ¿Qué pasa cuando pierdes de ubicación a tu grupo con el que vas acompañado al festival y no tienes ninguna forma de encontrarlo? Eso nos obliga a ser un poquito más organizados al momento de asistir a un masivo, pero creo que bloquear las señales no es el medio para lograrlo. ¿Ustedes que opinan?