El último mes del año está al caer. Antes de que comience la compulsión de noticias relacionadas con las listas de “lo mejor del año” que los medios suelen hacer durante este tiempo (aquí en Cuchara Sónica no nos quedaremos atrás y también haremos las nuestras), el diario británico The Guardian ha publicado un curioso artículo en su sitio web: la opinión de algunos artistas sobre cuáles son, a su criterio, los mejores álbumes de 2010.

Resulta ser que nos olvidamos de que ellos, además de interpretar música, son fanáticos de escucharla y también tienen sus predilecciones. Para ver los testimonios de los numerosos artistas que eligieron sus favoritos, puedes ver la nota completa en su sitio web; mientras tanto, te dejamos con los más relevantes:

  • Los cantantes Laura Marling y Jon Boden son los únicos que coincidieron en lo mismo: ambos señalan a The Suburbs, de los Arcade Fire, como el disco del año. Marling lo define como “lo más cercano a la perfección. Una pieza de música bien pensada, inteligente (pero no intimidante) y evocativa que no se centra alrededor del amor o los corazones rotos, pero que te pone en un mundo dentro de un mundo”; y Boden piensa que “la hype está justificada. Ser capaces de crear música tan épica y emocionalmente cautivante de asuntos tan cotidianos como los suburbios y la desconexión con los amigos es algo remarcable y profundamente enriquecedor.”

  • Oliver Sim, cantante y bajista de la banda británica The xx (quienes fueron aclamados por la crítica por su debut del año pasado) eligió a Teen Dream, de Beach House. Sim es muy conciso pero no hay razón para no creerle tal elección: asegura que “tiene una hermosa composición” y que “Victoria Legrand es una de las voces de nuestra época”.

  • El artista urbano Flying Lotus se ha decantado por el psicodélico debut de Tame Impala, el álbum Innerspeaker. Dijo: “Parece que todas sus pistas son exuberantes y hermosas, hay una impresionante sección rítmica y un montón de atención por los detalles. Está influenciado por todas las bandas de rock clásico que me gustan, como The Beatles, pero se fusiona con cosas nuevas”.

  • Cee Lo Green apunta hacia el debut de Florence + The Machine, aunque este haya sido lanzado en 2009 (tal como venimos contándote, su desembarco en Estados Unidos recién se produjo este año). “Realmente, no mucha música americana me impresionó este año, así que escojo a Lungs de Florence + The Machine. Siempre he amado el pop británico, es con lo que crecí.”

  • El disco que más escuchó Brian Eno este año tampoco fue lanzado en 2010. El mítico productor eligió el boxset Goodbye, Babylon, un compilado de música religiosa de la primera mitad del siglo XX (!): “amo esta clase de arqueología de los principios de la música, en este caso soul y rock n’ roll”.

  • Antony Hegarty se declaró fanático de Grey Oceans de CocoRosie, y de una manera un tanto rara: “Separando a las feministas de los clubs de chicos en la prensa, Grey Oceans de CocoRosie fue lanzado, sincrónicamente, al mismo tiempo que los derrames de petróleo en el Golfo de México. Se presenta como una visión futurista medioambiental, tanto mística como personal, envolvente y absolutamente original.