La primera palabra que se puede decir no sólo de este disco, sino de la personalidad, de la carrera entera del legendario músico británico Scott Walker es "espectral". Y por espectral debemos entender casi todo. La voz de Walker, la temática del disco, la organización de cada uno de los temas, la densidad de ciertos temas particulares, el aire glacial que flota entre cada una de las conexiones: de los discos de Scott Walker, ciertamente, el más revelador, el que comienza el mito, casi, es el quinto disco del cantautor, Scott 4 de 1969.

Datos biográficos, ante todo: el así llamado Scott Walker nació con el nombre de Noel Scott Engel en 1943 en Estados Unidos de una familia de origen alemán. Comenzó como una suerte de pequeño ídolo pop, realizando algunos temas y tocando el bajo, siempre firmando con su nombre propio. En 1964 se suma junto con John Mauss y Gary Leeds una de las más recordadas "boys band" de la historia: The Walker Brothers, con quien lograría varios números uno en el Reino Unido, lugar en donde desarrolla toda su carrera profesional y en donde sigue viviendo en la actualidad. En 1967, la exitosa banda --- que tenía como soporte a nada más ni nada menos que el mismísimo Jimi Hendrix --- se separa y Scott comienza con su carrera solista. Los primeros tres discos contienen parte de su material --- en donde experimenta con su voz de barítono, luego de comenzar a especializarse en canto gregoriano y en ciertos compositores de música clásica --- con traducciones del trabajo del músico francés Jacques Brel. Es en 1969, plena época de la primavera del amor, que Scott Walker lanza el disco con el que aún en nuestros días es recordado: "Scott 4", título futurista, si los hay, compuesto en su totalidad por material propio.

La influencia de la cultura escandinava en las producciones de Walker es muy clara en este disco: el primer tema lleva el sugerente título de "The Seventh Seal", el séptimo sello, una clara alusión a la famosa película homónima de Ingmar Bergman. En ella, se cuentan precisamente los acontecimientos presentados en la cinta, con una introducción con aires gitanos --- habría que revisar si ese tipo de conexión no es una búsqueda adrede del compositor, tratando de revisar la cultura escandinava desde adentro: recordemos el carácter itinerante de este pueblo --- para luego pasar a una base sonora marcada por un bajo intenso y un ritmo constante repleto de panderetas que forman la percusión del tema. Atravesándola como fantasmas se encuentras los vientos, golpes de violín y ciertos coros.

Creo que es el primer tema el que marca el destino del resto de la producción: temas como "The World´s Strongest Man", pese a tener una temática más cercana a los intereses pop, mantiene aún todo este aire introspectivo, gélido del primer tema. Hay temas de impronta política, como "Hero of the War" y "The Old Man's Back Again (Dedicated to the Neo-Stalinist Regime)", en donde hay referencias a acontecimientos de la época retratados por ese afán de Walker de encontrar al monstruo cotidiano, a aquello que respira detrás de la fachada de normalidad típica del ámbito inglés.

Scott Walker ha sido desde siempre una suerte de enigma: sin dar muchos reportajes, con un perfil parco, apareciendo siempre con una bufanda o los anteojos negros puestos, ha estado siempre funcionando como inspiración para muchos músicos de la talla de David Bowie o Jarvis Cocker. Scott 4 es uno de esos discos entre imprescindibles e invisibles, o sea, que no son tan conocidos o recomendados en la actualidad pero que merecen revisarse. En mi caso, no puedo dejar de reconocer que muchos músicos de mi agrado, como los ya citados o personas del tipo de Ian McCulloch, entre muchos otros, tienen a Walker como punto de referencia. Aquí les dejo el tracklist del disco para que se dejen encantar por sus títulos y, como cierre, "The Old Man´s Back Again", titulo tan morrisoniano que es casi una redundancia mencionarlo, interpretado por el citado Cocker y los franceses de Air.

  1. "The Seventh Seal"
  2. "On Your Own Again"
  3. "The World's Strongest Man"
  4. "Angels of Ashes"
  5. "Boy Child"
  6. "Hero of the War"
  7. "The Old Man's Back Again (Dedicated to the Neo-Stalinist Regime)"
  8. "Duchess"
  9. "Get Behind Me"
  10. "Rhymes of Goodbye"

Foto: Trans (Music) Lation