La semana pasada se entregaron los premios de la revista NME y Muse se llevó el galardón a la mejor banda británica. En una entrevista bastante distendida con el medio organizador, Chris Wolstenholme y Matt Bellamy hablaron sobre los planes de la futura obra de estudio del grupo:

Vamos a instalarnos en Londres pronto para grabar el nuevo disco. Va a ser la primera vez en doce años que nosotros tres vivamos en el mismo lugar, por lo que podremos grabar más tranquilamente. Nos gustaría que el nuevo álbum apareciese en 2012, pero será seguro en 2013 cuando salga a la venta.

A pesar de ser inglés, Muse no ha grabado íntegramente ninguno de sus discos en Londres, ciudad que se supone es la capital del buen sonido en el país, pero también hay que decir que el resto de estudios escogidos para sus producciones anteriores no eran para nada de mala calidad.

Del mismo modo hablaron sobre sus planes para este 2011. Comentaron que tienen intención de tocar varias veces por mes este año, pero que todavía no tienen ninguna fecha confirmada. En cualquier caso, parece que Bellamy y compañía pretenden pasar un tiempo más relajados para volver a la carga en un par de años.