Aunque hace poco lamentamos el sencillo que surgió de su última colaboración con Jay-Z (y nos terminamos de dar cuenta de que su perpetua relación con este personaje es más fructífera en lo comercial que en lo creativo), Kanye West no tiene intenciones de descuidar su Beautiful Dark Twisted Fantasy. Para continuar con su superpuesta era de promoción, ha desenfundado una de sus armas más potentes, la pista “All Of The Lights”, y la ha lanzado como single.

Las expectativas que generaron las primeras noticias que anunciaron un video para acompañarlo estaban a la altura que merece una hegemonía pop directamente proporcional a la cantidad y calidad de los artistas que contribuyeron a su realización. “All Of The Lights” comienza con un solo de piano de Elton John que después de un minuto se contrasta bruscamente con una fanfarria épica que hace retumbar las voces del resto de los colaboradores que se prestaron para la ocasión: Rihanna, Kid Cudi, Fergie, Charlie Wilson, John Legend, Tony Williams, Alicia Keys, La Roux, The-Dream, Ryan Leslie, Alvin Fields y Ken Lewis, entre otros. Aún así, la elocuencia de West no se deja opacar: asesinan sus versos apocalípticos y sus imágenes sensoriales impresionistas.

Sin embargo, el resultado del trabajo visual del director Hype Williams, estrenado este fin de semana en Vevo, deja mucho que desear. Una canción con muchísima euforia al lado de cortes como “Runaway” y “Monster” era acreedora de un mejor clip, incluso cuando el caso del primero sería casi imposible de superar. Lo más notable es la ausencia de todos los vocalistas (Williams no tuvo mejor idea que colocar un vacío negro con la letra de la canción durante los coros), a excepción de Rihanna y Kid Cudi, quienes cantan muy fuera de contexto; sin mencionar que el puente que Fergie canta íntegramente (uno de los mejores momentos del tema) es removido.