El indie es un género muy discutido y no porque no sea exitoso o porque algunos consideren que es una moda del momento y que, eventualmente, terminará desapareciendo sino porque, a diferencia de muchos otros como el heavy metal, rock, pop o garage, no se identifica con solamente un sonido sino que varía mucho entre banda y banda y, sin embargo, vamos a seguir estando dentro del género.

En esta oportunidad me tomé un buen tiempo para pensar cuáles, según mi opinión (tú puedes tener la tuya, completamente diferente y puedes exponerla en los comentarios, claro), son las agrupaciones indie más importantes de los últimos tiempos. Con esto me refiero a que no voy a ponerme a listar, por decir uno, The Smiths porque sabemos que son de los mejores que existieron no sólo dentro de este género sino también de la historia de la música. Hablaré de bandas que están juntas en la actualidad y que, además, no nacieron hace mucho tiempo.

Otra cosa que quiero aclarar antes de comenzar con la, espero, interesante lista, es que el lugar en el que están ubicadas los grupos no tiene nada que ver con la importancia. Este no es una lista que pretende llegar a la mejor agrupación sino una lista a través de la cual quiero presentar las que, para mí, son las mejores de la actualidad, todas por igual. Sin más, vamos a darle play después de esta aburrida introducción:

Arctic Monkeys

Los Arctic Monkeys marcaron un antes y un después en lo que a la música indie británica se refiere. Los chicos que le dieron forma a estos monos del ártico en los suburbios de Sheffield renovaron completamente el sonido con guitarras violentas, una batería que es el diamante de la agrupación y unas letras que, además, son pura poesía e ironía. Hoy ya tienen 4 álbumes y si bien todos ellos son como poco interesantes, su primera presentación Whatever people say I am, thats what I'm not, rompió todos los charts no sólo de UK sino del mundo y nos hizo dar cuenta que el rock todavía no estaba muerto.

The Kooks

Brighton todavía tiene mucho que dar musicalmente y ahí fue donde nació otra de las bandas que más dio que hablar en los últimos tiempos. The Kooks sorprendió con un primer disco que tiene canciones que ya se convirtieron en himnos ("She moves in her own way", "Ooh Laa") y un hit, "Naʼive", que logró posicionarlos en lo más alto de la escena under. En muy poco tiempo estuvieron dando presentaciones ante miles de fanáticos que coreaban sus temas al unísono y hasta llegaron a tocar en Glastonbury (algo así como la meca del músico). El sonido que tienen, indie pop con un groove que hará moverte aunque odies a la banda y una lírica que hace referencia la mayoría de las veces al amor, desamor, ex amores o amores que vendrán, hizo que miles y miles de seguidores estén transpirando frío a la espera del tercer álbum que están por lanzar.

The Strokes

No hacían nada hace mucho y de hecho no sabemos si seguirán, se terminarán peleando o alguno de sus integrantes morirá de sobredosis en los próximos meses pero la banda neoyorquina liderada por Julian Casablancas, creadora de dos de los mejores discos de los últimos años, no podía dejar de formar parte de esta lista. The Strokes rompió absolutamente todo con la presentación de Is This It y Room On Fire allá cuando la década del 2000 estaba recién comenzando. Si queremos sacar alguna canción de esos dos álbumes nos será prácticamente imposible ya que en ellas están -y sólo por nombrar algunos- "Reptilia", "12:51", "The Modern Age", "Soma", "Someday" y, no podemos dejar de lado a "Last Nite" que fue el track por el cual los Strokes se hicieron conocidos mundialmente a través de ese video que mostraba a Casablancas como un post-adolescente borracho con una pinta de rockstar que pocos saben llevar adelante. The Strokes nos demostró, con Angles, que todavía tienen mucho para dar y, desde acá, espero que sigan haciendo música porque es de lo poco que queda que todavía vale la pena.

Phoenix

La mayoría de las bandas francesas no llegan a ser conocidas en el mainstream mundial y hacer canciones que se cantarán, remixarán y escucharán en absolutamente cada rincón del planeta. Phoenix es la excepción a esa regla y la agrupación de Versailles, liderada por Thomas Mars, quien posee un carisma, una voz y una capacidad de composición que son envidiables, es uno de los grupos más famosos del mundo del país que tiene la suerte de tener en su tierra la Torre Eiffel. La razón está clarísima y si bien vienen lanzando discos desde el año 2000 el éxito absoluto llegó con Wolfgang Amadeus Phoenix, que tiene los dos tracks más importantes (no musicalmente sino que los ayudó a llenar estadios): "Lisztomania" y "1901". Hoy, dos años después del lanzamiento de semejante disco, todos estamos -por decirlo de una manera leve- terriblemente ansiosos para saber qué es lo que está preparando Phoenix.

Fleet Foxes

Pero el folk también tiene su lugar dentro del indie y si hablamos de indie folk la primera banda que se le vendrá a muchos a la cabeza es, sin lugar a dudas, Fleet Foxes. La banda que lidera Robin Pecknold lanzó un disco homónimo en el 2008 y otro, Helplessness Blues, hace solamente un mes. Describir sonidos es casi imposible pero si me pusieran un arma en la cabeza para que lo hiciera con Fleet Foxes probablemente gritaría, antes de correr por mi vida, "¡mágico!". Hay pocas bandas nuevas que logran emocionarme con sus temas pero los Foxes es una de ellas. Canciones como "Sun It Rises", "Ragged Wood", "Mykonos" o "Montezuma", que abre la segunda producción de una manera única, harán que los ojos, en más de una oportunidad, se les llenen de lágrimas y disfruten de unos punteos de guitarra milagrosos y una percusión bellísima.

The Kills

Si pudieramos ponerle otro nombre al indie alternativo lo-fi probablemente uno de los nombres que más bien le quedarían sería The Kills y eso se debe básicamente a que el dúo está conformado por dos artistas con todas las letras: una es la gran Alison "VV" Mosshart, que también está en The Dead Weather junto a nada menos que Jack White y Jamie "Hotel" Hince que es famoso no sólo por tocar la guitarra como pocos sino también por producir unos discos que dan envidia. Mosshart, quien tiene unas raíces claramente punk (de esto nos podemos dar cuenta no sólo escuchándola cantar sino también viendo su look y estilo) y la energía que pone sobre el escenario y a la hora de recitar las letras es comparable con pocos. Si a eso le sumamos la técnica y calidad que tiene Hince, que es de esas personas que parece que están haciendo las cosas de manera desganada y nos hace pensar que tocar el instrumento es de lo más simple, entendemos por qué motivo llegaron donde están.

Franz Ferdinand

Franz Ferdinand nació hace diez años pero pareciera que está en el mundo de la música hace cien. Esto se debe lógicamente a que en una década logró lo que muy pocas bandas pueden. No sólo llegó al mainstream y pudo juntar fanáticos en todo el mundo (que, claro, no es signo de que eres bueno). En esta década la agrupación de Glasgow publicó tres producciones que nos dejaron a todos con la boca por el piso. La primera de todas ellas, homónima, fue sin dudas la más exquisita de todas. En ella están los inolvidables "Take Me Out", "The Dark of the Matinée" y "This Fire" entre otras que poseen un groove y dan unas ganas de bailar y disfrutar de su música que da gusto. Un año después, en el 2005, lanzaron You Could Have It So Much Better y, cuatro después, Tonight: Franz Ferdinand que también logró clavar unos cuantos éxitos que ya formarían parte tranquilamente de un grandes éxitos de estos hiperquinéticos.

Klaxons

Los Klaxons en en el 2007 nos recordó que los sintetizadores y psicodelia no sólo en la música sino también sobre los escenarios no estaba perdida y vinieron a reivindicarla. Su hit más famoso, de su primera producción llamada Myths of the Near Future, es "Golden Skanks" y tiene un groove que, lamentablemente, no muchos grupos de la actualidad logran igualar o superar. A fines del 2010 Jamie Reynolds y compañía presentaron Surfing The Void que no sólo tuvo unas reseñas espectaculares en todo el mundo sino que logró vender muchísimo para un estilo que no es de los más consumidos (comparados con el rock o el pop, claro). Si hay algo que hay que admirar de estos ya casi no tan adolescentes es las ganas de innovar y hacer cosas nuevas que tienen. Eso lo podemos ver en el crecimiento y la diferencia que existe entre la primera producción y la segunda. Sin duda tendremos mucho más de los Klaxons y muchos más se darán cuenta que se trata de una agrupación que vale muchísimo la pena. Aquellos que no los conozcan y tengan ganas de hacerlo pueden ver el mashup que hicieron junto a Rihanna en la ceremonia de los premios NME que fue verdaderamente sensacional.

British Sea Power

Brighton, junto con Liverpool y Londres, es probablemente una de las ciudades que más música nos regaló. Además de las más famosas hay una que si bien ya es conocida dentro del ambiente no lograron pegar un hit que los hiciera conocidos a nivel mainstream. Estoy hablando de British Sea Power quienes si bien como dije no son famosísimos en todo el mundo la realidad es que tienen unas producciones que valen muchísimo la pena y que nadie debería dejar pasar. Al escuchar su música veremos influencias de algunos de los grupos más grandes que tuvo la historia de la música. Entre ellas están The Cure (lo relacionarán muy rápido con la banda de Smith cuando los escuchen), Joy Division, Pixies, Arcade Fire, The Smiths y muchos otros. Si bien comenzaron a tocar en la década del 2000 no lanzaron su primera producción, titulada irónicamente The Decline of British Sea Power, hasta el 2003. De ahí en adelante no pararon de crecer tanto musicalmente como dentro de la escena y se fueron haciendo más y más famosos. En su haber tienen ya nada menos que cinco producciones de estudios y otros tantos EPs.

Metric

Esta banda canadiense nació hace ya muchísimo y tiene algunas canciones que, verdaderamente, les hará sentir bronca de no haberlos conocido antes. Lamentablemente Metric se hizo conocida después de más de una década por haber formado parte del soundtrack oficial de la película Twilight (sí, la de los vampiros brillantes) pero su repertorio va mucho más allá de "Eclipse (All Is Yours)". Canciones como "Help I'm Alive", "Gold Guns Girls" o "Gimme Sympathy" son himnos que deberían ser cantados por decenas de miles de personas en estadios repletos de gente mientras bailan al ritmo de sus acordes. Si no los enamora la voz de Emily Haines, la guitarra de James Shaw o la batería de Joules Scott-Key es que su corazón se perdió en la época en la que MTV era un buen canal de música.