Boris es uno de esos grupos que no sólo tienen bastantes discos en el mercado sino que prácticamente cada uno de ellos tiene varias versiones diferentes. Prueba de ello es que en lo que va de año ya han lanzado nada más y nada menos que cuatro trabajos, tres de ellos en solitario, y uno de ellos en colaboración con el también japonés Merzbow, un artista Noise con el que ya habían colaborado en otras ocasiones. Hoy os presento Heavy Rocks, también conocido como Heavy Rocks 2011 o Heavy Rocks II. Para no confundirlo, utilizaré este último nombre.

Heavy Rocks II fue lanzado el pasado 24 de mayo como el decimosexto trabajo de la banda y de forma simultanea junto con Attention Please, del que os hablaré otro día. Los seguidores de Boris os habréis fijado en que tanto el título como la portada coinciden con el trabajo homónimo publicado en 2002, salvo que esta vez se utilizan colores morados en lugar de naranjas. Esta falta de originalidad se debe a que el grupo ha querido traer de vuelta los elementos que les hicieron dar sus primeros pasos en el stoner e incluso el punk ofreciendo un disco tan duro como las piedras.

El disco comienza con "Riot Sugar", un tema que desde el primer momento ofrece toques Stoner para advertirnos de lo que se avecina, con una batería constante, un potente bajo y una guitarra rítmica que finalmente pasa a ser acompañada por la solista, que parece improvisar solos hasta llegar al tramo final de la canción. Se trata de un tema lento y que podríamos utilizar como ejemplo de Stoner. Atentos porque las voces de fondo van a cargo de Ian Astbury.

"Leak -Truth,yesnoyesnoyes-" abre con un solo de Takeshi Ohtani, guitarra solista, que recuerda a temas setenteros, y que reaparecerá a lo largo de la pista, en la que predominan voces prácticamente susurradas.

"GALAXIANS" aporta un poco de velocidad y da un impulso a la escucha. No sólo el título recuerda al mítico videojuego del mismo nombre, sino que se utilizan elementos que claramente lo referencian. Muy interesante.

Con "Jackson Head", los japoneses nos ofrecen, tal vez, la canción más pegadiza del álbum. Se trata de un tema rápido, corto y potente donde la iniciativa la llevan la voz y la guitarra rítmica.

"Missing Pieces" es junto con "Aileron" la canción más larga del álbum. Se trata de un tema que recuerda a ciertas partes de su trabajo de 2008 Smile, y que, si me lo permiten, produce una sensación de cierta melancolía. A lo largo de sus 12 minutos hay tiempo para todo: partes puramente Stoner, y toques incluso Noise y Drone. Una genialidad.

"Key" es la llave que abre la puerta al resto del disco, con una pista de menos de dos minutos que va de menos a más y sirve como puente entre el experimento de "Missing Pieces" y "Window Shopping", que vuelve a ser un tema con mucho bajo y que suena muy, muy heavy, algo que choca con las letras: no tiene. Wata, guitarrista y vocalista femenina, hace su aportación a las voces tarareando.

Tal vez la canción más alegre y melódica del disco es "Tu, la la", en parte por sus cambios estructurales y el riff que aparece a mitad del tema.

Para ir cerrando el disco tenemos "Aileron", una canción larga y lenta, y que incorpora elementos Drone y en la que destaca la potente entrada de la guitarra. La composición en piano del final no tiene desperdicio y sin duda es uno de los highlights del álbum.

El punto final lo pone "Czechoslovakia", una interesantísima pieza en la que Boris suena como los mismísimos S.O.D., ofreciéndonos poco más de un minuto de puro Crossover que, la verdad, choca con el resto de temas. Tengo entendido que en la versión vinilo se puede escuchar una versión extendida.

7/10

Como habéis podido ver, a lo largo de las 10 canciones hay momentos para todo. Sin dejar de ser un disco en el que predomina el Stoner encontramos elementos Drone y temas tanto rápidos como lentos. Si lo que buscaba Boris con este Heavy Rocks II era volver a ofrecer un disco que represente sus creaciones más puramente duras y rockeras, creo que lo han conseguido. Tal vez por ello se trata de un trabajo mucho más accesible. El disco comparte algunas de sus pistas con un disco lanzado exclusivamente en Japón a principios de año y que mezcla sus dos últimos trabajos. --es decir, éste y Attention Please-- ofreciendo versiones diferentes de las pistas y envolviéndolas en una atmosfera que en determinados momentos suena a j-Pop e incluso a música electrónica. El disco se llama sencillamente New Album. Si tenéis oportunidad de escucharlo, no os defraudará.

Fecha de lanzamiento: 24/05/2011
Discográfica: Sargent House
Compra el disco: Amazon
Escucha el disco: Spotify
Tres canciones destacadas: "Leak -Truth,yesnoyesnoyes-", "Jackson Head", "Missing Pieces"