Laura Marling está lista para presentarnos, el
próximo 12 de septiembre, su nueva producción bajo el título de A Creature I Don’t Know, un álbum que definitivamente viene rodeado de mucha expectativa pues sus dos anteriores producciones lograron colarse en los nominados al Mercury Prize y obtener una excelente respuesta por parte de la crítica y un público pequeño pero no por ello menos importante.

Lo cierto es que la música de Laura no es para cualquier clase de oídos. Un comentario frecuente en aquellos que hablan de ésta es el hecho de que esta cantante de apenas 21 años tiene una madurez en su sonido que nada tiene que ver con su edad y que realmente es sorprendente, no sólo por su manera de componer las canciones y los tópicos que relata sino por el tipo de melodías que crea y cómo utiliza su guitarra acústica para adornar sus temas.

Esto se puede confirmar al escuchar el primer sencillo de su nueva producción, una canción llamada "Sophia" que ya tuvimos la oportunidad de oír hace unas semanas y en la que son notorias las influencias de gente como Joni Mitchell, una cantante que, al igual que la Marling, siempre supo ir por el camino más conveniente para sus propios ideales y desafiar las convenciones musicales de la época. El tema tiene como hilo conductor la guitarra acústica y la voz profunda, introspectiva y "demasiado adulta" de la Marling, aunque también cuenta con coros multicapas y un grupo que entra para animar la segunda parte del mismo.

Además de escucharlo, todo esto lo pueden ver también en el video promocional que la Marling hizo para su sencillo, el cual fue dirigido por Fred & Nick y grabado en una iglesia en Buenos Aires, Argentina, hace algunos meses. Una curiosa selección, pues el concepto detrás de la producción es bastante simple al presentar únicamente a Laura con su guitarra cantando y alzando los ojos al cielo, para después voltear a ver a su banda de acompañamiento y terminar el tema sin más. Aún más curioso es el tipo de ropa que utiliza la cantante, y que a mi parecer la hacer ver demasiado alejada de su edad. Ahora, no es que importe qué clase de ropa usa (no estamos hablando de Lady Gaga, por Dios), pero resalto esto porque es un hecho que Laura no es una adolescente cualquiera, de hecho, yo diría que es demasiado seria para ser tan joven, algo que por supuesto sorprende pues esta misma seriedad se ha filtrado en su música con muy buenos resultados.

Finalmente, yo todavía no entiendo muy bien la relación entre la iglesia y su música pero alguna debe de haber, pues la intérprete también aprovechó este video para anunciar una pequeña gira por Inglaterra, la cual tendrá la peculiaridad de que todos sus conciertos serán realizados sólo en iglesias, ¿obsesión o un concepto definido?, todavía no sabemos.

En fin, regresando al video, este no es nada del otro mundo, pero sirve como sobrio acompañamiento a esta nueva canción y lo pueden ver aquí mismo.