Sería normal que alguien se despistara y no reconociese ante tanto cambio de peinado a Rihanna en esta fotografía. Sin embargo, no estamos aquí para hablar de su pelo, sino del top que llevaba puesto en el momento de tomarse la instantánea. Está hecho de verdaderas plumas de avestruz, una especie que se encuentra en serio peligro de extinción.

La artista de Barbados estuvo presentando en Londres hace unos días su propio perfume y acudió al acto de esta guisa. Aunque algunos se lo han tomado con humor y la han comparado con Sulley de Monstruos S.A, otros han enfurecido. Es el caso de los miembros de la asociación por el tratamiento ético a los animales (PETA en sus siglas en inglés) que no se han cortado la lengua al criticar a la cantante:

Rihanna está haciendo gala de poseer una propiedad robada, en este caso unas plumas posiblemente extraídas de sus correspondientes dueños [las avestruces]. Ha mostrado atención por los zorros, vacas y reptiles y ahora añade a las aves a su lista de especies explotadas para sus dudosos cambios de aspecto. Las plumas suelen ser arrancadas de gallinas, gansos, avestruces y emús vivos. Esto puede puede provocar en los animales heridas abiertas que se cosen sin anestesia.

El comunicado que firma para el Daily Star Sandra Smiley, portavoz de PETA, acaba con un tono más suave, en el que esperan que Rihanna rectifique su actitud, que deje de ser una "víctima de la violencia" y que tome en cuenta que muchos complementos de moda se confeccionan a costa del sufrimiento de muchos animales.

La artista todavía no ha hecho ningún tipo de declaración al respecto, y posiblemente no lo vaya hacer. Lo que sí es cierto es que podría haber escogido un momento menos mediático para lucir este modelito tan provocativo.

En lo musical, Rihanna ha estrenado hace unos días un nuevo videoclip para su canción "Cheers (Drink To That)" que ya acumula un buen puñado de visitas en YouTube. Por lo demás, tiene una lista de conciertos confirmados por todo el mundo que asusta y no parece que se vaya a preocupar en exceso por esta polémica. ¿Lo harán sus seguidores?