Florence And The Machine está dando mucho de qué hablar con su nuevo trabajo, Ceremonials, pesa a llevar apenas un par de meses en el mercado. El segundo álbum de la artista Florecene Welch tiene un amplio abanico de influencias y sonidos que lo hacen accesible para muchas personas, y en mi opinión es uno de los secretos de su éxito. Una de las canciones que están dando más de que hablar es No Light, No Light, de la que os hablábamos hace unos días.

Pues bien, desde que fuera lanzado, parece que esta pieza de apenas 4 minutos de duración ha creado suficiente polémica como para que un sector de fans tache a Florence Welch de racismo. Concretamente se critica y comenta que el vídeo expone vistas que evocan la supremacía blanca, y sitios como Racialicious están llegando a decir lo siguiente:

El mostrar iconografía relativa a la supremacía blanca en un vídeo de Pop no deja que se trate de un caso de evocación a la supremacía blanca

Palabras tal vez un poco duras, pero que han sido provocadas por lo que se puede ver en el vídeo. En él Florence es perseguida por un hombre pintado de negro, practicando vudú, algo que ha sido visto como representar a nuestra protagonista como el bien y al mal como un hombre de color.

Os vuelvo a dejar con “No Light, No Light”, por si queréis darle un segundo visionado o aún no habéis tenido la posibilidad de hacerlo.

¿Qué opináis vosotros? Habéis visto el vídeo, y el mal en general siempre suele ser representado con el color negro, un color que resulta de la falta de luz, en contraste con el bien, que sería todo lo contrario, y que por supuesto está representado por el color blanco de la luz.