En la música, como en el deporte, la competencia existe y no solo es algo que se quede en los diferentes éxitos que consigue una discográfica con respecto a otra. Los propios artistas también la viven. Un ejemplo de ello es Ryan Adams, que ha confesado en una entrevista en el diario The Guardian que si no hubiera sido por el disco I Speak Because I Can de Laura Marling, nunca habría compuesto Ashes & Fire, su obra más reciente y que tan buenas críticas está cosechando.

Al parecer, Adams quedó maravillado con el álbum que público Laura y eso le motivó a plantearse un reto para sí mismo, una especie de desafío para comprobar hasta dónde podía llegar su capacidad como músico. Aunque en las mismas declaraciones no confiesa si cree haber superado a la cantante o no, el hecho de haberla invitado a cantar una canción junto a él demuestra que si hay competencia es completamente sana.

En el marco del programa Live From Abbey Road que, como su propio nombre indica, se graba en los míticos estudios londinenses, ambos artistas decidieron interpretar una vieja canción de Adams: "Oh My Sweet Carolina". Y éste fue el resultado.

Aparte de que parece que el video fue grabado después de haber hecho lo propio con la canción -para estar tocando con los dedos consigue un sonido muy de púa-, el toque dulce que aporta Marling con su voz le suma bastantes puntos al tema. Es una lástima que solo haga coros y que no se encargue de, al menos, alguna estrofa.

Ryan Adams estará presentado Ashes & Fire por Estados Unidos, Australia y Reino Unido en los próximos meses. En su agenda todavía no aparecen Latinoamérica o España.