Como sabéis, Foo Fighters se llevó cinco de los seis premios Grammy a los que optaba. Aunque todos son importantes, el más destacado es el de "Mejor disco de rock" por Wasting Light y cuando la banda salió a recoger el premio, Dave Grohl pronunció un discurso que sembró la polémica en Internet. Concretamente, las palabras que más dolieron fueron las siguientes:

Para mí este premio significa mucho porque demuestra que el elemento humano de la música es lo que importa. Cantar con un micrófono, aprender a tocar un instrumento y aprender a crear tu arte, ésa es la cosa más importante que la gente hace. No es una cuestión de ser perfecto, ni de sonar absolutamente correcto, ni de lo que puede hacer un ordenador. Es sobre lo que se te pasa por aquí [corazón] y por aquí [cabeza].

Al mencionar la palabra ordenador, los seguidores de la música electrónica y algunos medios especializados prendieron la mecha de la polémica acusando al artista de meterse con el dance y el techno. Para evitar malentendidos, el bueno de Grohl ha emitido un comunicado explicando lo que quería decir realmente. Aunque lo podéis leer a continuación, su firma de Davemau5 al final del texto -en clara alusión a Deadmau5- indica la dirección de sus palabras:

Amo la música. Amo todo tipo de música. Desde Kyuss a Kraftwerk, pasando por Pinetop Perkins o Prodigy, hasta Dead Kennedys o Deadmau5... Amo la música, sea electrónica o acústica, no me importa. El mero hecho de crear música es un hermoso regalo con el que todos los seres humanos hemos sido bendecidos. Y la diversidad entre la personalidad de un músico y otro es lo que hace todo tan emocionante y... humano.

A eso me refería exáctamente con el "elemento humano", esa cosa que sucede cuando una canción se acelera un poco, o cuando una voz suena un poco más afilada. Esa cosa que hace que la gente suene como GENTE. En algún lugar de esa línea, esas cosas se vuelven malas, y con los grandes avances de la tecnología de grabación digital se han podido solucionar fácilmente a lo largo de los últimos años. ¿El resultado final? En mi humilde opinión... mucha música que suena perfecta, pero falta de personalidad, que es lo único que hace que la música sea tan emocionante en primer lugar.

No sé hacer lo que Skrillex hace (y que conste que me encanta), pero sé por qué le gusta tanto a la gente y es porque suena como Skrillex, y eso es tremendo. Seguimos diferentes procesos y diferentes herramientas, pero la artesanía es igualmente importante, estoy seguro. Si fuera tan fácil, todo el mundo podría hacerlo, ¿no?

Así que no me déis dos Crown Royals [whisky] y luego me pidáis que dé un discurso en vuestra boda, porque probablemente acabe señalando las ventajas de grabar en cintas de dos pulgadas.

Ahora creo que tengo que ir a gritarle a algunos críos "fuera de mi jardín".