James Blake estuvo entre lo mejor que pudimos escuchar en 2011 y por eso es más que lógico que estemos atentos a sus siguientes pasos en la música. En una entrevista para Spinner, el artista ha confesado que su próximo álbum será más agresivo y tendrá más influencias de la música club. Leemos sus propias palabras:

Siendo honesto, creo que mi nuevo trabajo va a ser un poco más agresivo. Al menos esa es la dirección que parece estar tomando. No es que me sienta más agresivo, es que estoy escribiendo canciones más club, con más influencias de la música electrónica. Creo que todo lo que he hecho antes estuvo influenciado por la electrónica, pero ahora la influencia me ha venido de una manera diferente.

Parece que el gran momento por el que está pasando el dubstep no está resultando indiferente en Blake que, además, también explota su faceta de DJ a menudo. Es difícil imaginarse un disco más "agresivo" después de haber escuchado sus dos anteriores trabajos, Enough Thunder y su debut homónimo. Su voz es tan suave y delicada que parece que no casa con este concepto, aunque tal vez el artista se refiera más a la música que a su manera de interpretar las canciones. Es posible que escuchemos algo más movido en sus próximas producciones, lo que sería muy comprensible teniendo en cuenta el apogeo de la electrónica que estamos viviendo gracias a gente como Deadmau5 o Skrillex.

Aparte de indicarnos hacia donde puede dirigirse su nuevo material, Blake también confesó que tiene muchas ganas de volver a trabajar con Justin Vernom de Bon Iver, con el que colaboró el pasado verano en la canción "Fall Creek Boys Choir". Además, ha recalcado que sus colaboraciones se basan en la amistad y no en estrategias comerciales, por lo que parece que de verdad ha congeniado con Vernom.

Sea como sea, esperemos que pronto podamos escuchar algo tan bueno como sus discos hasta ahora publicados. Seguiremos informando.