Jack White tiene sólo 36 años y, en esas tres décadas y media hizo más por la música que muchos de los que vienen peleando hace rato. En ese tiempo creó varias bandas, diferentes sonidos y se alineó con gente que son iconos del rock. Sin ir más lejos, el gran Keith Richards dijo que este muchacho de trata del más gran guitarrista de su generación y muchos, la verdad, apoyamos ese comentario. En la Rolling Stones lo ubicaron en el puesto 70 de los mejores 100 guitarristas de todos los tiempos.

El artista no sólo hace música, sino que también produce, compone y si bien el instrumento en el que mejor se desenvuelve es la guitarra, también es un multiinstrumentista que toca el piano, la batería y otros instrumentos más que bien. Gracias al temprano éxito y el talento que tiene White le permitió colaborar con algunos de los más grandes artistas que existen en la actualidad. Tiene canciones con The Rolling Stones, Beck, Bob Dylan, Alicia Keys, Loretta Lyn y muchos otros.

White es un hombre raro y esa rareza viene desde pequeño. Para empezar nació en una familia, en Michigan, que tuvo nada menos que 10 hijos. Él es el más pequeño de todos ellos. A eso le agregamos que creció en una familia muy católica (su madre, por ejemplo, trabajaba en la oficina del Cardenal de la ciudad). Tanto que casi se mete a estudiar para ser sacerdote.

De chico fue fanático de la música clásica y comenzó a tocar la batería a los seis. De adolescente comenzó a atraerlo mucho el blues y el rock de los 60s que, claramente, está plasmado en prácticamente todas las producciones que hace. Con estos antecedentes no es raro que haya querido ser músico y, habiéndolo cumplido, que creara producciones con sonidos que utiliza.

The White Stripes

Después de, como prácticamente todos los artistas con mucho recorrido, haber formado parte de una que otra banda terminó, en 1997, formando The White Stripes, que lo llevó a la fama donde se encuentra hoy y donde tuvo que demostrar, junto a Meg White, quién más tarde se convertiría en su esposa (y más más tarde en su ex esposa), que un dúo puede hacer mucho más de lo que muchos imaginan.

Con ella en la batería y el en sobre todo en la guitarra hicieron que la crítica, que en un principio aseguró que no durarían mucho porque, según ellos, un dúo no puede reinventarse y sacar sonidos interesantes que no aburrieran a su público después de unos pocos discos, estaba completamente equivocada.

Con The White Stripes, además de haber lanzado siete producciones de estudio, DVDs, discos en vivo, EPs y demás material, creó canciones que hoy se convirtieron en himnos de la música contemporánea. Entre ellas están "Blue Orchid", "Fell in Love with a Girl", "Seven Nation Army", "I Just Don't Know What to Do with Myself" y "Icky Thump" solo por nombrar unos pocos y que se tratan de los más famosos.

El sonido de The White Stripes dejó a todos con la boca por el piso. Nadie podía comprender cómo solo dos personas podían sacar tanta energía y hacer un rock tan simple y complejo al mismo tiempo. Eso sin contar que algunas de sus letras eran, más que simples letras de canciones, verdaderos poemas. La mayoría de eso que pudimos disfrutar en el lapso de catorce, si bien Meg ayudaba mucho y formaba parte de la creación, salía de la increíble cabeza de White.

El 11 de febrero del 2011 tuvimos la mala noticia. En la página oficial de The White Stripes se anunció que la banda no seguiría existiendo y que ambos integrantes tomarían rumbos diferentes por "muchas razones".

The Raconteurs

En el medio de toda esta vorágine de éxito que estaba teniendo Jack White decidió crear The Raconteurs. Todo surgió porque, con Brendan Benson, creó la canción "Steady As She Goes". Gracias a ese tema ambos decidieron reclutar a Jack Lawrence y Patrick Keeler y crear esta banda más completa, ya con cuatro integrantes que terminó lanzando Broken Boy Soldiers y Consolers of the Lonely, dos discos que demostraron que Jack White no era solo un hombre de The White Stripes sino que tenía muchísimo más para dar.

Según la misma página de la agrupación el nacimiento del mismo es el siguiente:

La semilla fue plantada en un ático en el medio de un caluroso verano cuando los amigos Jack White y Brendan Benson se juntaron a escribir una canción que verdaderamente los inspiró. La canción era "Steady As She Goes" y la inspiración los llevó a la creación de la banda completa con la adición de Lawrence y Keeler.

Una curiosidad de The Raconteurs es que en Australia llevan el nombre de The Saboteurs. Esto se debe a que, como muchos se imaginarán, existen problemas de derechos. Allí ya existe una agrupación con el mismo nombre y no les permitieron utilizarlo por más que trataron de comprarlo. El dinero que le ofrecieron, que no se sabe cuánto fue, no fue aceptado por los otros Raconteurs y, por ese motivo, la diferencia entre el nombre de la banda en Australia y el resto del mundo.

Lo último que lanzó la banda fue presentado en el año 2008 y, desde ese momento, no tuvimos la posibilidad de disfrutar más de The Raconteurs. En una entrevista que dio en el 2010 Benson dijo que el futuro de la banda es ambiguo porque todos estaban muy enfocados en otras cosas.

Nos juntaremos otra vez, pasaremos el rato y quizás hagamos otro disco o quizás no.

Lo último que hicieron juntos fue en noviembre del 2011, cuando hicieron un show en The Tabernacle, en Atlanta. Desde ese momento no se sabe qué pasará con la agrupación que nació en un ático a partir de la composición de un tema como "Steady As She Goes".

The Dead Weather

En el 2009, también cuando estaba con el éxito de The White Stripes y dejando de lado un poco The Raconteurs, Jack White creó The Dead Weather en donde compartía escenario y micrófono con nada menos que la gran Alison Mosshart, integrante de The Kills, que tiene una potencia tan importante como su voz. Pero ellos no son los únicos famosos de la banda, porque que se trataba de algo así como un supergrupo. Los otros integrantes eran Jack Lawrence, que se encargaba del bajo y que quizás les suene conocido porque acaban de leer su nombre (sí, era parte de The Raconteurs) y el que queda es Dean Fertitia, guitarrista y tecladista de Queens Of The Stone Age.

Estos cuatro grandes conforman una agrupación que es completamente diferente a las anteriores. Si bien The Raconteurs tiene un estilo de rock más clásico, The Dead Weather se presenta como una banda, sobre todo, alternativa con dejos de garage y blues. Hay para todos los gustos.

El single con el que debutaron fue "Hang You from the Heavens", pero el que los llevó realmente a hacerse conocidos y que comenzó a sonar en todas las radios y hasta fue remixado por uno que otro DJ fue "Blue Blood Blues".

La historia de cómo nació todo también tiene un trasfondo más que interesante. The Raconteurs estaba realizando una presentación en Tennessee y, en un momento, Jack White se quedó sin voz. Por ese motivo la banda le pidió a Mosshart, que se estaba presentando allí junto a The Kills, que subiera a reemplazarlo. Cantó "Steady As She Goes" (cuánto hizo esta canción por el rock) y "Salute Your Solution". Más tarde Jack le preguntó si quería grabar un tema con él y Lawrence e invitaron a Dean para grabar el tema y terminaron haciendo mucho más que un solo track.

El resultado de esta unión por casualidad son dos discos de estudio que no tienen desperdicio. El primero llegó en el 2009 y lleva el nombre de Horehound mientras que el segundo, lanzado en el 2010, es Sea of Cowards. En ellos hay canciones espectaculares como "The Difference Between Us", "Die By The Drop", "I Can't Hear You" o "Treat Me Like Your Mother".

Lo mejor de todo es que The Dead Weather no se separó oficialmente y todavía habrá más de estos cuatro grandes de la música.

Carrera solista

Hace años que se viene hablando de la posibilidad del lanzamiento de un disco solista de Jack White y, finalmente, después de tanto tiempo, el momento llegó. Jack lanzará oficialmente Blunderbuss el 24 de abril y, lo mejor de todo, su álbum ya se puede escuchar en streaming de manera oficial a través de iTunes. Como siempre, su sonido está relacionado al rock garage con esos dejos de blus que le permiten distinguirlo a kilómetros de distancia.

Este disco fue grabado, producido y escrito enteramente por White durante el 2011 y el primer single, del cual ya les estuvimos hablando aquí en Cuchara Sónica, se trata de "Love Interruption", que salió el pasado 30 de enero.

Lo curioso es que, nuevamente, este disco nació gracias a una casualidad que, al parecer, guiaron la vida artística de White de una manera sorprendente. El artista estaba trabajando como el productor de uno de los miembros de Wu-Tang Clan, llamado RZA. El artista faltó a una de las sesiones que tenía programadas con White y ni siquiera avisó y él para no perder el tiempo comenzó a escribir. Lo que salió de ese comienzo que se dio por la desorganización de dos artistas fue Blunderbuss.

He postergado la posibilidad de hacer discos bajo mi propio nombre hace un buen tiempo pero siento que estas canciones sólo podrían ser presentadas bajo mi nombre. Estas canciones fueron escritas desde cero, no tienen nada que ver con nadie ni nada más que mi propia expresión, mis propios colores, mi propio canvas.

No queda más que disfrutar de un artista como pocos, que no para de hacer música y presentar discos que tienen canciones que quedarán en la historia del rock.