Han transcurrido ya dos años desde la muerte del bajista de Slipknot, Paul Gray, y justo hace unas horas comenzó a circular una información que puede ser clave para aclarar el caso. Su doctor, Daniel Baldi -nada que ver con el futbolista-, ha sido acusado de homicidio involuntario por ocho casos en los que prescribió altas dosis de analgésicos, con consecuencias letales para los pacientes. Y entre ellos se incluye el del maltrecho bajista.

Paul Gray

Aunque es un tema delicado y que puede crear suspicacias tanto tiempo después, creo que es necesario aclarar si la noche en la que murió Gray fue por órdenes de su médico. Si es culpable indirecto o no lo tendrá que dictaminar un juez, pero debe haber sospechas con fundamento para que su clínica de Iowa cerrase hace unas semanas sin explicación, como apunta el Des Moines Register. Aparte de perder la licencia de médico, puede enfrentarse a ocho años en prisión si se le declara culpable por todos los casos.

La noticia llega en un momento clave para Estados Unidos, cuyas elecciones presidenciales se celebrarán el 6 de noviembre. En la actualidad, uno de los temas que más preocupa a la sociedad estadounidense es el abuso de analgésicos, motivo por lo que este caso está siendo muy seguido en los medios nacionales.

Mientras tanto, los miembros de Slipknot siguen sin ponerse de acuerdo sobre un posible nuevo disco de la banda. Por el momento, Corey Taylor, el más reacio a meterse a grabar sin Gray, está centrado en Stone Sour. Sobre su próximo álbum, House Of Gold & Bones Part 1, estuvimos hablando hace unos días.