Aunque las aguas están ahora tranquilas en el seno de Aerosmith, que publicará nuevo disco de estudio el próximo 6 de noviembre, hubo unos meses entre 2010 y 2011 en los que el futuro del grupo estaba muy negro. La relación entre Joe Perry y Steven Tyler parecía ir de mal en peor, y el resto de miembros de la banda estaban hartos de ello. Por eso, empezaron a buscar soluciones al entuerto y una de las que más fuerza ganó fue la de sustituir a Tyler por el que fuera cantante de Van Halen, Sammy Hagar, ahora en Chickenfoot.

Sammy Hagar y Steven Tyler

Hubo fuertes rumores por entonces, pero es ahora cuando se ha producido la confirmación oficial. Ha sido el otro guitarrista de Aerosmith, Brad Whitford, el que ha confesado los planes de cambiar la formación:

Nos vimos obligados a hablar de ello y nos llegamos a preguntar si quizá podríamos cambiar de nombre y contar con alguien nuevo. Hablamos con Sammy y se mostró muy emocionado. Me encanta Sammy. Todos creímos que estaría muy bien algo con él, pero todo empezó a tomar forma de nuevo por sí solo.

Más vale tarde que nunca, que dirían muchos. Sin embargo, no creo que sea el momento más adecuado para hacer una confesión de este tipo, y más teniendo en cuenta que Aerosmith se encuentra promocionando Music From Another Dimension, el que será su disco de estudio número 15. Seguro que el comentario no le ha sentado nada bien a Steven Tyler, que queda ahora como el malo de la película.

Esperemos que no inauguremos más capítulos en el culebrón Aerosmith y que, por fin, el grupo se centre en la música.