Epicloud. Épico y ruidoso. Esa es la forma más sencilla de descubrir lo que uno de los músicos más interesantes del panorama metálico -y musical en general- actual tiene que decir éste año, y lo hace titulando así la que es la quinta iteración en su proyecto más reciente: The Devin Townsend Project, del que es protagonista absoluto.

Epicloud

En 2011 se completaba una serie de cuatro LPs que culminaba con Deconstruction, un disco al que no pudimos evitar darle una nota perfecta y que cualquiera que lo haya escuchado sabrá por qué fue así, y Ghost, algo diferente, más ambiental, pero con el sello que el canadiense infunde en todas sus creaciones. Este quinto trabajo no estábamos seguros de que se fuera a producir bajo el mismo nombre -y es que Devin, aparte de ser la mente detrás de bandas como Strapping Young Lad, ha llegado a sacar discos en solitario y bajo el nombre de The Devin Townsend Band- pero parece que era inevitable. El buen hacer junto con algunos de los músicos que participaron en esa obra de 4 álbumes culmina en Epicloud, un disco diferente y a la vez similar a todos ellos.

Diferente porque claramente estamos ante algo nuevo que no tenemos en esos discos, y similar porque podríamos decir que en Epicloud encontramos elementos de los cuatro trabajos: Por una parte, tenemos suficiente variedad como, como la que había en Ki. Tenemos unos temas que, de encajar más en uno que en otro, lo harían en Addicted. Temas metálicos pero a la vez con un toque intencionadamente comercial, alejándolos de Deconstruction, con el que tal vez comparte la fuerza -de ahí el loud-, y por último una atmósfera como la que infundía Ghost. Y, todos estos elementos, potenciados por el toque principal que da la orquestación y las voces operísticas del señor Devin Townsend.

Entonces, ¿Es Epicloud una mezcla de los últimos cuatro trabajos de Townsend? Sí, pero es mucho más. Epicloud va más allá y los que hayan escuchado álbumes anteriores encontrarán reminiscencias de ellos en este nuevo trabajo. Epicloud es púramente Devin Townsend, siendo un genial punto de partida para descubrir composiciones rockeras que se funden con un sonido muy ochentero y que por momentos se torna como una banda sonora de una película de ciencia ficción. Sin duda, éste trabajo está más cerca a los primeros discos en solitario que editaba el canadiense. Veamos un poco cómo son los temas que lo componen:

-

"Effervescent!" es la apertura perfecta para un álbum con este nombre: Desde el principio queda claro que se trata de algo épico. En ésta pista nos encontramos con las ya clásicas voces de ópera de Devin, que además de ser un compositor y un gran músico con su guitarra, es un grandísimo cantante -lo fue del mismísimo Steve Vai-. Apenas tres cuartos de minuto que enlazan con "True North", segundo tema, y que se traducen en esa voz y en un coro que culmina en el primer tema real, que nos da una muestra de lo que es.

Por supuesto no estamos ante un álbum tan ruidoso como Deconstruction, lo más fuerte que Devin ha hecho nunca con permiso de Strapping Young Lad, y nadie lo espera, pero desde nuevo se trata de un álbum con carácter en ése ámbito, y eso se confirma con "Lucky Animals", un tema que de hecho podría pertenecer a ese grandísimo LP. Se trata de uno de los mejores temas del disco por su composición, y una canción bastante resultona en todos los sentidos.

Devin Townsend sabe planificar muy bien sus trabajos. Digo ésto porque los temas con los que abre el disco no podrían haber sido mejor elegidos. Todos temas pegadizos y que sencillamente funcionan. Si el tema anterior podía haber sido incluido en Deconstruction, "Liberation" se situaría en Addicted. Un tema claramente rockero, muy potente y pegadizo, y más aún teniendo en cuenta que fue uno de los primeros bocados que pudimos darle a éste Epicloud porque se incluyó en el teaser junto con la introducción. Ese teaser, de nuevo, podría resumir lo que es éste LP, y por eso éste tema es uno de los más importantes del mismo.

Devin Townsend Project

¿Habéis asistido a algún concierto del canadiense? -Pronto podréis hacerlo- Si lo habéis hecho sabréis que sus sets combinan temas de sus diferentes discos y aún así, de nuevo, parece que los mismos están estratégicamente escogidos para hacer del concierto completo una sola pieza: "Where We Belong" sencillamente encaja a la perfección ahí. Un tema que poco o nada tiene que ver con el anterior y que aún así sentimos que es lo que teníamos que escuchar.

"Save Our Now". Por su epicidad, pasa a ser uno de los temas del disco. Su ritmo y tipo de composición nos recuerdan a una canción que bien podría haber estado compuesta por los Ultrabox del metal. Muy pegadiza, bien hecha, y que la escuches como la escuches, entra. Es además la confirmación de que las letras se enfocan en la parte más positiva de Devin. Ya sabéis, Devin tiene dos caras, y ésta es su cara más optimista. Realmente, conmueve, igual que "Divine" o "Grace", tal vez destacando éste último. Temas igual de pegadizos, más lentos que los anteriores y aún así encantadores.

"Kingdom", que los precede, es seguramente el más loud de todos los del disco. Un tema en el que no sólo destaca la batería y guitarras, sino también -y ésto no debe chocar con la primera frase de éste párrafo- la increíble voz que Devin nos ofrece. Realmente lo vive, y no es para menos, porque es uno de sus clásicos más aplaudidos, extraído de un antiguo trabajo llamado Physicist. Devin ha evolucionado.

La exclamación en "More!" nos indica que se trata de un tema similar a los incluidos en Addicted, aunque seguramente se habría quedado -o se quedó- fuera porque era demasiado duro para ese trabajo. Pegadizo, épico y muy ruidoso, y también uno de los únicos temas de éste nuevo trabajo en los que escuchamos al canadiense forzar su voz. **"Lessons" en cambio parece sacado del cierre de Ziltoid The Omniscient. Muy destacable a nivel instrumental y con unas letras que son verdaderas lecciones, o bien para el que escucha el LP o para el propio Devin. Se trata de una intro para el siguiente tema.

"Hold On" parece decirnos que el final se acerca, y así es porque se trata del penúltimo tema. Una continuación de la excelente y breve introducción anterior que parece ser la moraleja de lo que hemos escuchado antes. Las tres pistas son una sola, porque si la anterior era una intro, la siguiente es el culmen. En "Angel" las líneas vocales son más obvias, o mejor dicho, están más sobrecargadas, que en ninguna otra pista de Epicloud. Se trata del punto y final a la obra, y no sabemos si a The Devin Townsend Project, pero la manera de acabar es impecable, y digamos que lo hace igual que empieza en esa introducción llamada "Effersvescent!".

7.5/10

Escuchar Epicloud es escuchar un resumen y a la vez una ampliación de lo que es y ha sido The Devin Townsend Project, y además es hacerlo en proporciones épicas. No se trata de un trabajo tan sorprendente como cualquiera de los otros que integran dicho proyecto, pero a la vez es algo especial. Parece que Devin Townsend ha conseguido infundir a cada uno de los 5 discos su propio carácter. 5 discos únicos, y a la vez 4 trabajos que tienen un epílogo, que es el disco que hoy analizamos. No dejéis de escucharlo porque merece la pena, y parece que todo lo que pasa por la mente -o mejor dicho, mentes- del canadiense acaba convirtiéndose en una pequeña obra de arte que de un modo u otro apasionará a todos los que decidan escucharla.

Fecha de lanzamiento: 24/09/2012
Discográfica: HevyDevy, InsideOut Music
Compra el disco: Amazon
Escucha el dísco: SoundCloud
Tres canciones destacadas: "Lucky Animals", "Liberation", "Save Our Now"