Comenzamos esta semana, que coincide con el comienzo “oficial” del mes de septiembre –porque las cosas nunca pueden comenzar un sábado-, con nuestra lista de las mejores canciones de agosto. Entendemos que, en el breve lapso de un mes, pueden develarse infinidad de nuevas canciones que nos dejan un tanto mareados en el mundo de la música. Por eso, hemos confeccionado esta lista. Desde los excelentes The xx hasta el regreso de The Killers y Bob Dylan, pasando por el experimento electrónico de Cat Power y Florence Welch, aquí están las 10 mejores canciones del mes de agosto.

the xx

The xx – “Angels”

La banda británica está de regreso con Coexist, su segundo disco de estudio. Aunque ya se ha filtrado gran parte del disco que verá la luz en los próximos días, The xx cumplió con todas las promesas con “Angels”, el primer sencillo del nuevo LP. La voz de Romy Madley-Croft está óptima, mientras que la musicalización de la canción no se queda atrás. Capas atmosféricas y colchones de sonido enigmáticos acompañan la suave melodía de la guitarra, a medida que nos metemos de lleno en el crescendo de “Angels”. Ya queda completamente demostrado que los ingleses tienen un talento innato para las canciones de amor no convencionales.

Cat Power – “Cherokee”

Otro de los regresos más esperados corresponde a Cat Power, también conocida como Chan Marshall, que depertará de un letargo de años para editar Sun, su flamante disco de estudio. Uno de los primeros adelantos que podemos escuchar es “Cherokee”, que la muestra decididamente más electrónica y dispuesta a la experimentación que antes. Mientras que anteriores esfuerzos demostraban la maestría de Marshall para las canciones acústicas, “Cherokee” nos muestra un juego más profundo con las vocales, una instrumentalización diferente, y una brisa de aire fresco para el catálogo de Cat Power.

The Killers – “Runaways”

Después del coqueteo solista de Brandon Flowers, Battle Born es uno de los discos más anticipados de 2012. The Killers no nos hace esperar y edita de forma pronta el primer sencillo, “Runaways”, que se enmarca sin problemas con el resto de sus canciones. Aunque los muchachos de Las Vegas no se gastan en innovación, sí es cierto que la fórmula probada de guitarras potentes y sintetizadores sensibles acompañando la voz de Flowers es más que exitosa. En “Runaways”, The Killers se acerca a su lado más ochentoso con estribillos épicos, guitarras poderosas, y rock para estadios.

Best Coast – “The Only Place”

Ha pasado mucho tiempo desde que considerábamos a Best Coast como una banda “lo-fi”. El conjunto liderado por Bethany Cosentino editará próximamente su nuevo disco, que los muestra más maduros y ciertamente no tan obsesionados con los gatos (aunque en esta oportunidad, es un oso el que decora el arte de tapa). Los de Best Coast están intentando desprenderse un poco de esa atmósfera playera que lograron retratar en su debut, y aunque no lo logran en “The Only Place” –nos podemos fijar en las odas al océano, al sol y a las olas como referencia- sí se puede apreciar una producción mucho más refinada.

Benjamin Gibbard – “Teardrop Windows”

Alejado momentáneamente de su banda Death Cab for Cutie y sin planes de revivir el genial proyecto que fue The Postal Service, Benjamin Gibbard, antiguamente conocido como Ben, presentó el primer sencillo de su primer disco Former Lives. No sabemos si fue su divorcio con Zooey Deschanel o la retirada de uno de sus jugadores de béisbol favoritos, pero después de ocho años de componer canciones solistas, Gibbard se decidió a grabarlas y editar un disco. “Teardrop Windows” es un derroche de melancolía acompañado de melodías alegres y la distintiva voz del cantante. Con un guiño al pop de guitarras más pegadizo de los ’60, pero dándole un toque moderno, esperamos que “Teardrop Windows” sea solamente el comienzo de un excelente disco.

Ghetto Cross – “Still”

Ya sabemos que Bradford Cox es uno de los artistas más prolíficos de la actualidad. También es uno de los más extravagantes. Ya sea como líder de Deerhunter o bajo su proyecto solista Atlas Sound, la música de Cox no es para cualquiera. Y Ghetto Cross, el nuevo proyecto que tiene junto a Cole Alexander de Black Lips, no es una excepción. Una vez que logramos superar la falta de tradicionalidad de esta canción, comprenderemos que su simpleza es clave. Con un franco sonido lo-fi la música de Ghetto Cross es diferente e interesante. Esperamos poder ver más de este proyecto muy pronto.

Jens Lekman – “I Know What Love Isn’t”

Vuelve el sueco, vuelve la alegría. El cantautor está editando I Know What Love Isn’t, y una de las canciones más atractivas es la que le da nombre al disco. Las habilidades de crooner de Lekman siguen intactas, y con el acompañamiento de cuerdas y un xilófono que marcan la melodía, “I Know What Love Isn’t” tiene uno de los mejores estribillos del año. Inspirado por el desamor, las canciones de Lekman están lejos de ser depresivas. Habíamos podido escuchar “Erica America” y luego, el disco completo, y nos sigue encantando esta canción como en el primer día.

Calvin Harris feat. Florence Welch – “Sweet Nothing”

La pista de baile se llena con la potente voz de Florence Welch, esta vez no acompañada por su máquina sino por los beats de Calvin Harris, cuyo disco será seguramente eso que llaman “el hit del verano”. Si no somos amantes de la música electrónica, podemos ir parando la reproducción, pero si conocemos el género sabremos que, si bien no se despega de las recetas más exitosas, es la presencia de Welch la que hace la diferencia.

Bob Dylan – “Duquesne Whistle”

El grande Dylan está de vuelta después de años de silencio. En el aniversario número 50° de la salida de su primer disco, el más grande poeta musical norteamericano presenta uno de los adelantos de Tempest, “Duquesne Whistle”, que para ser sinceros no se aleja demasiado de la fórmula de sus canciones. Pero ahí reside la grandeza de Dylan, y esperamos con ansias el resto de las canciones de Tempest.

Karen O – “Strange Love”

La cantante de Yeah Yeah Yeahs no es ajena a las colaboraciones en bandas sonoras. El año pasado trabajó junto a Trent Reznor y Atticus Ross en la banda sonora de The Girl With The Dragon Tattoo, haciendo un cover de “The Immigrant Song”. Ahora, la nueva película de Tim Burton Frankenweenie es excusa más que suficiente para escuchar una nueva composición de la cantante. Aunque nos encantaría escuchar novedades de Yeah Yeah Yeahs, nos contentamos con “Strange Love”,  una pieza excéntrica pero encantadora –como todas las películas de Burton-.