El primer disco con nuevas canciones de Cat Power en seis años llegará hoy mismo a las tiendas. Sun tiene el difícil papel de devolver a lo más alto a una artista que se apartó de los escenarios por problemas personales (relaciones infructuosas, depresiones, alcohol...) y no parece claro que lo vaya a conseguir. La semana pasada, varios medios como The Guardian o NPR pusieron en streaming las once canciones del álbum, lo que nos ha permitido escucharlas antes de su inminente lanzamiento.

Cat Power - Sun

Chan Marshall ha vivido unos años convulsos. A la crisis creativa que experimentó tras The Greatest, habría que sumarle unos serios problemas económicos y una relación que se acabó. Sin embargo, la artista se armó de valor y decidió seguir adelante. Aparte de un gesto tan simbólico como cortarse el pelo, como comprobamos en la portada del CD, fue componiendo irregularmente durante los últimos años y eso se nota en Sun. Cuando acabas de escucharlo, la sensación que te queda es la de haberte encontrado con una serie de canciones que no tienen nada que ver entre sí. Algunas son más alegres, otras más tristes y otras son tan experimentales que no se sabe bien a qué lado pertenecen. Por ejemplo, ¿en qué se asemejan "Peace and Love, el último corte del disco, y "Ruin"? En nada. La primera es una extraña canción que mezcla sonidos del blues, con ritmos de hip hop y unas voces que suenan bastante desquiciadas, mientras que "Ruin" fue un single alegre que nos convenció bastante en su momento.

Se ponga como se ponga Marshall, se echa de menos la mano de un productor que ordene este caos creativo. Tanto se empeñó en encargarse de todo, que incluso prescindió de una banda de músicos para grabar ella la mayor parte de lo que escuchamos en las canciones. No obstante, que toque más o menos instrumentos no es tan significativo como que el resultado no sea todo lo bueno que habría podido ser. Falta alguien que explote las virtudes de la artista, que saque todo lo mejor de ella misma. Pero una mezcla entre orgullo y la falta del dinero suficiente para permitirse contratar a un productor, la llevaron a superar un desafío personal más que a centrarse en conseguir un buen álbum.

Sun no es un mal disco, pero hay una diferencia muy grande entre temas como el citado "Ruin", "Cherokee" o "Manhattan", que explotan los puntos fuertes de la artista -ricas melodías vocales, pianos elegantes, bases simples pero adecuadas-, y otros como "Always On My Own", "Real Life" o "Nothing But Time", un corte que cuenta con la colaboración de Iggy Pop, pero que se hace eterno con sus once minutos de duración. Estas últimas canciones citadas no son malas composiciones, pero da la sensación de que no tienen el enfoque adecuado. Parece que no, pero la elección de instrumentos, la distribución de los arreglos o la estructura misma de un tema influyen mucho en su resultado final. Y no es que suenan mal, pero les falta algo que te anime a volver a escucharlas. En el caso de "Ruin" puede ser la optimista melodía inicial de piano, en "Cherokee" podría ser el pegadizo estribillo, pero no se me ocurre nada en las tres que he mencionado. Ahí es, como digo, donde se echa en falta un productor.

6,5/10

Hay otras canciones como "Sun", "3,6,9" o "Silent Machine" que presentan una buena evolución con lo que pudimos escuchar en The Greatest y Jukebox. En un nuevo CD es necesario que el artista nos presente nuevos elementos que nos sorprendan, y en estos temas nos topamos con interesantes arreglos (electrónicos en "Sun" y más blueseros en "Silent Machine") y con voces distintas (a pesar de ser compuesta tras una gran resaca, "3,6,9" tiene unos juegos vocales novedosos y muy buenos). Sin embargo, creo que esta nueva producción de Cat Power se queda a medios gas. Necesita una mejor producción y un mejor sonido pero, a pesar de ello, el resultado no es nada malo. Esperemos que para su próximo álbum tenga más presupuesto y pueda rodearse de un buen equipo de profesionales que hagan relucir sus virtudes -que no son pocas-.

Fecha de lanzamiento: 04/09/2012
Discográfica: Matador Records
Compra el disco: En la tienda de Matador
Escucha el disco: en The Guardian o NPR
Tres canciones destacadas: "Ruin", "Cherokee", "3,6,9"