La realidad es que usualmente no suelen afectarme la muerte de los artistas. Después de todo, es el ciclo de vida. Nacemos, vivimos, hacemos una que otra cosa que llama la atención y morimos. Nunca nadie se salvó de eso. Eso sí, cuando falleció Amy Winehouse me pegó muy duro. La edad, lo que había hecho, la increíble artista que teníamos delante y una carrera que recién comenzaba. Vivió más rápido de lo que debía y así murió, pero como dije, nunca nadie se salvó de ese destino.

Desde que hicieron el holograma de Tupac Shakur en el Coachella 2012 parece que ahora todos quieren revivir a los artistas más importantes y, como no podía ser de otra manera, ya hay alguien que se encargó de hacerlo con nuestra querida Winehouse. Se trata de Nas, quien el video de "Cherry Wine" y la que lo acompaña y canta en el tema es nada menos que la británica que falleció a los 27.

Hace rato que se venía rumoreando que Amy Winehouse tendría su propio holograma y si bien no fue en un show con miles de fanáticos coreando sus canciones, terminó en un video que, particularmente no me pareció de lo mejor. Es como el clásico clip de este estilo de música: egocéntrico y centrado en el músico.

Sea como sea, los momentos donde aparece Winehouse, si bien se nota que se hizo a través de un ordenador, lograrán emocionar a más de uno. De eso no tengo ninguna duda.