Arizona Baby llegó a la industria musical dando un paso seguro como aquel vaquero de western que abre la puerta de vaivén de un bar con una sonora patada. De Valladolid surgió un conjunto con un sonido más propio del sur de los Estados Unidos, y es que no es trivial su elección de cantar en inglés ni la presencia del estado de Arizona en el nombre del grupo. Javier Vielba dejó su trabajo de profesor de inglés en Valladolid para formar con Rubén Marrón y Sergio Hermosilla un trío de rock acústico al más puro estilo norteamericano. En 2005 autoeditaron su primer LP Songs to Sing Alone; el primero de estudio fue Second to None (2009), con el que se convirtieron en el grupo revelación del año en España. Tras un supuesto año sabático como banda, llegó a mediados de octubre The Truth, the Whole Truth and Nothing but the Truth, un disco que ofrece seis nuevos temas y dos bonus tracks, con un estilo muy similar a su anterior disco; tanto es así que ellos mismos consideran que “ejerce como eslabón perdido. Algo así como el fin del ciclo Second To None y el puente natural hacia nuevos territorios”.

Arizona Baby

Decía lo de supuesto año sabático porque, después de dar 109 conciertos en 2010, comenzaron al año siguiente una gira en conjunto con Los Coronas, un grupo instrumental de surf-rock con quienes formaron Los Corizonas. La dupla ha cosechado muchos éxitos, algo que se ha notado en la gran cantidad de directos que han ofrecido por toda España.

Pero hablemos de este nuevo disco de Arizona Baby: La mayoría de los temas de este nuevo álbum ya son conocidos por cualquier asiduo a sus actuaciones e intentan incidir en lado más lírico y folk del grupo; a mí los primeros acordes de “Where the Sun Never Sets” me retrotraen a un paisaje desértico, especialmente gracias al ritmo country que imprime la guitarra de Rubén Marrón. Una buena canción parar abrir el álbum y para introducirnos en el estilo Arizona.

“Rock n’ Roll Messiah” es un temazo, la canción más potente del disco: tiene una gran base rítmica con la batería y el resonar de los cascabeles, además, la guitarra del principio es un buen ejemplo de los punteos de vértigo que nos suele ofrecer el señor Marrón en los conciertos. Todo esto, acompañado de la gran voz de Javier Vielba. Luego llega la tranquilidad de “If I could”, una canción más innovadora y psicodélica, sobre todo en su parte final, cuando la voz de Vielba se mezcla con cánticos indios. Queda bien claro que aunque sus raíces están en España, sus referentes culturales y musicales vienes del mucho más al Oeste.

“The Ballad of Golden Valley” es una típica balada folk, con un sonido muy melancólico y un estribillo muy pegadizo. La pena es que, a medida que avanza el disco, se echa de menos alguna aportación nueva del grupo, a veces da la sensación de estar escuchando canciones que ya conocemos, demasiado en la línea con las de su anterior LP. “Misty Morning” es la canción más pop y prescindible, en cambio, “The End of the Line” suena muy bien con esos acordes de rock clásico y los falsetes del cantante.

En último lugar encontramos dos bonus tracks que son dos verdaderos experimentos: “The Model”, una versión de un clásico setentero de música electrónica del grupo alemán Kraftwerk que Arizona Baby reconvierte en una balada rock con ritmo blues -y Javier Vielba se atreve con varias frases en alemán-; con “The Truth is on the Radio” hacen todo lo contrario, revisan un tema de su anterior disco y lo convierten en un experimento electrónico donde mezclan sonidos de la radio con canciones de otros grupos y frases de películas.

7,5/10

En definitiva nos encontramos con un buen disco de Arizona Baby, que mantiene intacta el alma sureña del grupo y que nos ofrece temas muy buenos. Mención especial merece la guitarra de Rubén Marrón, es un prodigio. Ahora queda por ver si, después de este eslabón, Arizona Baby se atreverá a dar un paso más en su música y nos ofrece grandes novedades con su nuevo disco en la primavera del 2013.

Fecha de lanzamiento: 16/10/2012
Discográfica: Subterfuge Records
Tres canciones destacadas: “Rock n’ Roll Messiah”, “If I Could” y “The Ballad of Golden Valley”
Escucha el disco: en Spotify