Escuchas una canción en la radio y te enamoras de inmediato. Sí, es el éxito del verano y seguramente oirás el mismo tema millones de veces. Pero hay otra cosa. El disco del que provino dicha melodía es igual de bueno, y la banda o el artista que lo produjo parece estar destinada/o a la grandeza. O no. Porque después de haber editado ese tremendo primer álbum de estudio, el grupo o solista en cuestión desapareció del universo musical. ¿Cuántas veces no nos ha pasado eso? Primero que nada es triste. Pero además, en algunos casos, puede ponerte en un estado de frustración absoluta, especialmente cuando la banda o solista en cuestión sigue haciendo música o sigue vivo, pero simplemente se niega (o ya no puede) a editar algún tema inédito, así sin más. De ahí salió este conteo, el de los mejores 10 grupos o solistas que sólo dejaron un álbum de estudio para la posteridad.

Jeff Buckley - Grace

La historia de la música está llena de tragedias y sí, de numerosas muertes. El problema con las segundas es que no nos permiten dimensionar de manera correcta la carrera de un artista, pues siempre estará en medio el morbo de lo que fue y de lo que pudo haber sido. El caso de Jeff Buckley es especialmente notable por el talento que demostró desde sus primeras grabaciones en vivo y esa voz única tan ligada a la música de los años 90, pero sobre todo porque con una sola producción, Grace, de 1994, pudo consolidarse como una de las más rutilantes estrellas de la década. Su perfeccionismo y la falta de confianza en su talento, aunado a una muerte inesperada, nos impidieron escuchar un segundo trabajo a la altura de sus expectativas, pero al menos nos quedó un magnifico primer larga duración lleno de hermosas interpretaciones como esta:

Lauryn Hill - The Miseducation of Lauryn Hill

Honestamente, es muy aburrido escuchar las quejas de los famosos. Con tantas bandas, grupos o solistas buenos luchando cada día por hacerse un nombre, es inevitable no querer aporrear a los que, como Lauryn Hill, parecen haber desaprovechado su talento y una buena carrera por no haber resistido las presiones de la fama. Hubo un momento, allá por 1999, en que esta cantante, productora y actriz estuvo en boca de todos, gracias a su inspirado álbum debut, que lo mismo ofrecía variedad de géneros como numerosos ejemplos de sus capacidades vocales e influencias musicales. El álbum tuvo una buena ayudita de talentos como los de Carlos Santana, Mary J. Blinge y D'Angelo; además de New Ark, el grupo de músicos que colaboraron con ella en la grabación. Lo malo es que la cantante sigue prometiendo, más de una década después, ese esperado segundo álbum de estudio, aunque teniendo en cuenta los descalabros que ha tenido en los últimos años, tal vez sea mejor que el recuerdo se quede de esta manera:

Little Joy - Little Joy

En cierta medida la inclusión de este álbum en esta lista es un capricho personal, aunque, por otro lado, yo creo que nadie se atrevería a negar que este es el mejor proyecto alterno de The Strokes y un excelente ejemplo del refulgente paso de una banda de un solo disco. El grupo nació del encuentro de Fabrizio Moretti, baterista de los neoyorquinos, Binki Shapiro, cantante y en ese momento novia de Moretti, y Rodrigo Amarante, líder del reputado conjunto brasileño Los Hermanos. Una alineación que por sí sola no decía mucho, pero que acabó entregando un álbum debut inspirado, fresco, sencillo, veraniego y lo suficientemente interesante para tenernos cantando cuatro años después. Desafortunadamente, la clásica historia de "se nos terminó el amor, se nos terminó la banda" vino a a arruinar lo que en su momento parecía ser la reivindicación de todo lo bueno que nunca creímos que The Strokes podría ofrecer. Pero tal vez fue mejor así. Little Joy, el álbum, es como un verano de ensueño, y tal vez por ello tenía que ser único e irrepetible.

The Postal Service - Give Up

2003 nos trajo no uno sino dos extraordinarios discos de Ben Gibbard. Además de entregarnos con Death Cab for Cutie ese aclamado Transatlanticism, el músico unió fuerzas con el productor Jimmy Tamborello para producir el que sin duda es uno de los mejores álbumes de la década de los dos mil. Un electro-pop bien producido, además de las bonitas y rompe-corazones letras de Gibbard, es lo que el par presentó en este único larga duración, que hasta el día de hoy nos pone a pensar en lo bueno que sería tener otro álbum de este dúo dinámico. Pero Gibbard ya lo ha dicho: esto no va a ocurrir, así que no nos queda más que celebrar, el próximo año, la primera década de vida de este perfecto conjunto de canciones pop.

The Avalanches - Since I Left You

El inicio de los 90 llegó torturado con una canción que arruinó otra mejor al utilizar un sample de la misma ("Ice, Ice Baby", por si se lo preguntaban). Sin embargo, la década terminó demostrándonos que no hay nada de malo en utilizar pedazos de canciones, siempre y cuando lo hagas de manera correcta. The Avalanches fue el grupo responsable de este cambio. Cuenta la leyenda que su primer, y único hasta ahora, larga duración está compuesto por más de 3,500 samples de viniles antiguos. Sin embargo, lo que se puede escuchar en él no es un pastiche sino música hecha y derecha, un conjunto de temas inspirado, emocional, bailable, influyente y aparentemente insuperable, visto que la banda no ha podido, más de una década después, decidirse a empezar un nuevo proyecto.

New Radicals - Maybe You've Been Brainwashed Too

El ejemplo perfecto de un one hit wonder. Gregg Alexander, la mente maestra detrás de esta agrupación, consiguió ponernos a cantar a todos a finales de los años 90 con una de las canciones más pegajosas (sí, aceptémoslo) de las últimas décadas. No obstante, el álbum tenía varias canciones tan buenas como esa. Además, su mezcla de funk y pop-rock tenía momentos brillantes que ayudaron a darle a este disco gran reconocimiento. Finalmente, como todo one hit wonder el proyecto durmió el sueño de los justos apenas un año después, pero sería imposible recordar la década de los 90 sin esta melodía:

Sex Pistols - Never Mind the Bollocks, Here's the Sex Pistols

¿Una de las bandas inglesas más populares y relevantes de todos los tiempos y sólo lanzó un disco? Sorpresivamente, así fue. En sus apenas dos años de vida, los Pistols se convirtieron en los iniciadores del punk británico, trayendo además una nueva cara rebelde del rock. Su único larga duración, editado en octubre de 1977, es una muestra clara de la frustración y rabia de sus integrantes en contra de lo establecido; visceral, intenso, rebelde, irónico y provocativo. Contiene además clásicos de la música en general como "Anarchy in the UK" y "God Save The Queen". Además, está rodeado por el aura de la trágica muerte de Sid Vicious. Pero sobre todo, es un clásico en la historia del rock.

Blind Faith - Blind Faith

Este grupo de rock inglés es considerado como uno de los primeros súper grupos, y como tal, su fecha de expiración estaba ya marcada desde el inicio. La banda fue la respuesta a la disolución de Cream, grupo del que formó parte Eric Clapton, quien tampoco vio con buenos ojos esta nueva formación, lo que, de hecho, influyó en el nombre del conjunto y, seguramente, en su muerte rápida. Riffs de guitarra con mucho blues y rock es lo que nos ofrece este primer y único LP, muestrario del talento no sólo de Clapton sino de gente como Steve Winwood y Ginger Baker.

The La's - The La's

Otra banda inglesa, en este caso originaria de Liverpool, que sólo editó un álbum de estudio en forma, aunque también editaron varias compilaciones a lo largo de los años y han venido reuniéndose y separándose desde 1984 hasta la fecha. Su único disco homónimo fue publicado a inicios de la década de los 90, y los puso en el mapa mundial gracias sobre todo a "There She Goes", melodía que salió al aire a dos años antes, y que, definitivamente, es una de esas canciones que cualquier aficionado a la música ha escuchado. ¿O no?:

Death From Above 1979 - You're a Woman, I'm a Machine

Esta agrupación comenzó su vida musical en 2001, y tres años después editó el que sería su único trabajo discográfico. El álbum ha sido descrito como un disco de rompimiento para chicos duros. Su sonido, combinación de punk, noise rock, punk y dance, los colocó en la cresta de la ola tanto en su natal Canadá como en el resto del mundo, aunque no fue suficiente para evitar su separación dos años después. Ahora la banda ha anunciado su regreso, aunque hasta el momento se mantienen como banda de un solo disco.

Playlist también en Grooveshark


Y así terminamos este conteo. Había todavía muchas otras bandas que mencionar, pero algunas fueron dejadas fuera por no ser tan conocidas o porque todavía hay posibilidades para un segundo larga duración, como es el caso de The Last Shadow Puppets. Pero, ¿por qué no nos dicen en los comentarios cuáles son sus discos favoritos de bandas que sólo editaron una producción?