Hablar de Carcass es hablar de una banda pionera en el mundo del metal. Habiendo tocado varios estilos, se puede decir que son precursores del death melódico, un género que prácticamente inventaron en 1993 con el lanzamiento de Heartwork.

Carcass

Naturales de Liverpool, por sus filas han pasado músicos tan importantes como Michael Amott -que abandonó la banda para formar Arch Enemy- o Daniel Erlandsson, ambos protagonistas de la reunión que pudimos vivir en 2007 como un producto únicamente pensado para actuaciones en directo que ahora se confirma que volverá al estudio. Tanto Michael como Daniel decidieron no seguir adelante hace unos meses, cuando comenzaban a surgir los rumores del supuesto sexto trabajo, que ahora parecen confirmarse.

Ha sido el propio Jeff Walker, líder de la banda a la par que vocalista y bajista, quien en declaraciones para Decibel ha admitido que la banda está trabajando en un nuevo trabajo en estos momentos, aunque ha desmentido los rumores de que Matthias Voigt, baterista de Heaven Shall Burn, vaya a grabar con el grupo. El batería será Daniel Wilding, que se encarga del instrumento en Trigger The Bloodshed. La alineación para el nuevo disco quedaría así:

  • Bill Steer - Guitarra
  • Jeff Walker - Bajo y voces
  • Daniel Wilding - Batería

No parece haber planes para añadir a un segundo guitarrista antes de la grabación, pero Walker deja claro que sí lo habrá en la gira de promoción del LP.

Para los escépticos, decir que tanto Bill Steer como Jeff Walker son los únicos miembros que quedan en la banda desde que esta empezara su aventura discográfica, siendo Ken Owen, el baterísta original, el gran ausente de esta nueva etapa, aunque era inevitable. Pese a que apareció en varios festivales durante la reunión, la hemorragia cerebral que sufrió en 1999 acababa con todas las esperanzas de que volviera a actuar de forma completa con la banda.

Es pronto para especular con cómo sonará, aunque Walker nos cuenta lo siguiente:

Hemos tomado partes del estilo de cada uno de nuestros álbumes porque está en nuestra sangre, pero no se trata de un revoltijo de ideas. Creo que suena como el eslabón perdido entre nuestros tercer y cuarto trabajos -Necroticism y Heartwork- pero con algo de groove en él.

Sin duda, suena interesante, y estoy seguro de que con esas partes groove Walker se refiere a Swansong, hasta ahora último trabajo de la banda y uno de mis favoritos, aunque también un álbum que les valió bastantes críticas por separarse bastante del death melódico y orientar la música hacia territorios más rockeros.