"By Crooked Steps" es la canción con más fuerza de King Animal, el último álbum de estudio con el que los miembros de Soundgarden sellaron oficialmente su regreso al mundo de la música. Mientras uno de los grupos icónicos del movimiento grunge volvía, otro músico muy relacionado con este género preparaba sus primeros pasos en el mundo de la comunicación audiovisual. Dave Grohl no solo se ha puesto a dirigir el documental Sound City, recientemente estrenado el Festival de Cine de Sundance, sino que además se ha puesto detrás de las cámaras para encargarse del videoclip de "By Crooked Steps". Ya podemos ver el resultado final.

By Crooked Steps

El pasado mes de diciembre es cuando comenzó la grabación de este videoclip y cuando pudimos ver las primeras fotografías de Dave Grohl en el set de rodaje dirigiendo a los integrantes de Soundgarden. En esta primera impresión, ya nos dimos cuenta de que la acción se iba a situar en un bar de moteros, con muchas chupas de cuero, motos y una atmósfera que invitaba a la pelea o a jugar al poker; pero el líder de Foo Fighters nos ha engañado por completo. En realidad, era de esperar, solo había que pensar el tipo de videoclips que solía presentarnos Foo Fighters hace algunos años: hay mucho sentido del humor en el videoclip de "By Crooked Steps".

Dave Grohl ha convertido a Chris Cornell y al resto de Soundgarden en una "peligrosa" banda de moteros que asalta bares de carretera a bordo de sus no demasiado veloces seagways -los patines eléctricos de dos ruedas-. Hay rock en directo, alcohol, tabaco, una gran vena paródica y una persecución policial realmente ridícula. También os podéis entretener buscando al productor musical Deadmau5, que tiene un pequeño cameo en el videoclip.

Para comparar, os dejo un ejemplo de un videoclip de Foo Fighters de hace unos años, donde también se mezcla el rock en directo con momentos de comedia. Aunque en este caso hay travestismo y la cosa se desmadra mucho más.

Vídeo vía Antiquiet