Alta Fidelidad es uno de los títulos que no pueden faltar en la biblioteca de un melómano que, además, disfruta de la ficción. Publicada en 1995, cinco años más tarde la novela de Nick Hornby recibió una adaptación cinematográfica dirigida por el británico Stephen Frears, donde el protagonista cambió el nombre y se transplantó de Londres a Chicago. Una de las diferencias fundamentales, además de la ciudad y el tono que tiene el filme en general, reside en el soundtrack. La película no tiene la misma riqueza sónica que encontramos en el libro, pero dentro de todo logra una adaptación fiel a los gustos esnobistas de Rob Fleming (o Gordon). Por eso, hoy vamos a seleccionar las 10 mejores canciones que aparecen en el soundtrack de Alta Fidelidad.

Por si todavía no la han visto –corran a verla- Alta Fidelidad trata sobre las relaciones de un melómano disfuncional llamado Rob Gordon, interpretado por John Cusack, obsesionado con crear las mixtapes más perfectas y, si vamos a sincerarnos, un completo y simpático idiota. Después de ser pateado por su novia Laura, comienza a reexaminar sus relaciones pasadas, acompañado de una selección musical impresionante. En la banda sonora oficial de la película se incluyeron quince canciones, aunque en realidad podemos escuchar muchas más de varios artistas icónicos, y otras de bandas no tan conocidas. A decir verdad, personalmente prefiero el libro –que, por cierto, menciona en sus páginas más del doble de canciones de las que podemos apreciar en el filme-, pero el soundtrack de Alta Fidelidad es para enamorarse.

10. 13th Floor Elevators – “You’re Gonna Miss Me”

La introducción a la película, y también a la banda sonora, es el clásico de 1966 “You’re Gonna Miss Me”, a cargo de los 13th Floor Elevators. A esta altura del partido, es considerado como un clásico pionero del garage, pero también es un tema conocido por incorporar instrumentos estrafalarios como el jug, literalmente una jarra que oficia de instrumento de viento. Incluida en el disco seminal The Psychedelic Sounds of the 13th Floor Elevators, “You’re Gonna Miss Me” también cuenta con algunos elementos bluseros y de folk, pero anticipando el garage con gritos guturales, letras simples que se nos echan directo a la cara, y una batería esquizofrénica.

9. Bruce Springsteen – “The River”

The Boss también hace su aparición triunfal en Alta Fidelidad, aunque esta canción no haya sido lanzada en el soundtrack oficial. Forma parte del disco del mismo nombre que Bruce Springsteen editó allá por 1981 junto a la E Street Band, y es una precursora de la dominación de la armónica que escucharíamos en discos posteriores del artista. “The River” es también una canción con cierta melancolía, que va muy bien con partes de la película, porque en la vida del melómano no es todo diversión sino también hay algo de drama. La lírica de Springsteen, que como siempre es bastante directa, mezcla las dificultades económicas de la década de los ’80 con la cultura rockera norteamericana.

8. The Chemical Brothers – “Leave Home”

Otra canción excelente que no aparece en la banda sonora oficial, pero que sí aparece en la película, es “Leave Home” de los ingleses Chemical Brothers. Se trató del sencillo principal de su primer disco Exit Planet Dust, en 1995, donde encontramos otros clásicos como “Life is Sweet” y “Alive Alone”, donde colaboraron con Beth Orton. Pero volviendo a esta canción. Fue una de las canciones más populares de la banda, y vamos a admitir que queda un poco descolocada en una lista con clásicos más “analógicos”. Pero no podíamos dejar de incluir algo de electrónica de gran calidad.

7. Stereolab – “Lo Boob Oscillator”

Allá por 1995, la banda francesa Stereolab editó a través de Sub Pop Records un compilado de rarezas llamado Refried Ectoplasm. En este compilado incluyeron uno de sus sencillos que no se enmarcó en ningún disco, “Lo Boob Oscillator”, una composición que juguetea entre una chanson francesa con un tempo movido y lo mejor del twee pop, con algunos coros símil Motown de los ’50 y ’60. Para los amantes de la música francesa, es ideal. Para los que vimos Alta Fidelidad, es simplemente otro agregado más a un soundtrack excelente.

6. Edith Frost – “On Hold”

Si podemos comparar a Edith Frost con otras artistas, podemos decir que es una hija ilegítima de Beth Orton y una Dolly Parton deprimida. También, si la queremos poner en el rol de pionera, podemos decir que es la “madrina” de toda una serie de cantantes como Caitlin Rose y otras pequeñas divas del new country. Con un aire de melancolía y sufrimiento, “On Hold” es una de las mejores canciones de Edith Frost, que retrata muy bien el sonido propio de la cantante.

5. Belle and Sebastian – “Seymour Stein”

La banda de Glasgow también hace su aparición en Alta Fidelidad, con esta canción extraída del gran disco The Boy With The Arab Strap, editado en 1998. La voz de Stuart Murdoch está más suave que nunca, con una orquestación que bordea lo barroco, prolijidad impecable, y nuevamente, un aire de melancolía en una especie de oda al fundador de Sire Records –sello que, entre otras bandas, firmó por primera vez a los Ramones, Madonna, y Depeche Mode-.

4. The Kinks – “Ev'rybody's Gonna Be Happy”

La segunda canción del soundtrack de Alta Fidelidad es un himno de The Kinks, escrito originalmente por Ray Davies y lanzado como sencillo en 1965. Curiosamente, esta es una de las canciones que no tuvo tanto éxito comercial de la banda, reeditada en varias oportunidades para poder cosechar una popularidad que nunca llegó. Aplausos, guitarras enérgicas, y el mejor rock de los ’60 comprimidos en escasos 2 minutos y medio.

3. Jackie Wilson – “I Get The Sweetest Feeling”

Jackie Wilson puede ser considerado como la voz de toda una generación. Es uno de los exponentes más grandes del Motown, y “I Get The Sweetest Feeling” es un perfecto ejemplo de un estilo personal único y una voz avasallante. Para poder acompañar la estética de Chicago, esta canción es perfecta –de hecho fue compuesta mientras Wilson vivía en esa ciudad-. En el Reino Unido fue un éxito mucho más importante que en los Estados Unidos, y recibió muchas reversiones como por ejemplo de Jamie Cullum y Will Young, entre otros. Pero la versión nos sigue encantando mucho más. Y es un agregado interesante a esta banda sonora.

2. The Beta Band – “Dry the Rain”

Imposible no sumar a este clásico de Beta Band a la lista. Tiene que ser una de mis canciones favoritas de todos los tiempos, aunque es algo complicado de decir, hay demasiadas. Pero en lo que respecta a esta lista, forma parte de una de las escenas más épicas. Rob –que, por cierto, es dueño de una tienda de discos- le dice a su empleado Dick que venderá copias del disco The Three EPs de The Beta Band. Luego, suena a todo volumen “Dry The Rain” y sus clientes lo notan. Hasta que uno de ellos le dice “esto es realmente bueno”, y Rob responde “lo sé”.

1. The Velvet Underground – “Who Loves the Sun”

“Who Loves the Sun” curiosamente fue uno de los sencillos menos exitosos de Loaded, el cuarto disco de estudio de The Velvet Underground. Decir que es una de las mejores composiciones que salieron de la usina de Lou Reed es controversial, pero nos vamos a dar el gusto. Afortunadamente también forma parte de la banda sonora de Alta Fidelidad, con una mezcla exacta de melancolía y esperanza, y la clásica línea “who loves de the sun, who cares that it makes plants grow, who cares what it does since you broke my heart”. Una oda mucho más apropiada a los corazones rotos que además cuenta con una melodía muy pegadiza, algo que, creo, era lo mejor que ofreció Velvet Underground. Hay mejores canciones en Loaded, pero “Who Loves the Sun” va perfecto con el hilo principal de la película.