Beck y una orquesta de más de 160 músicos reinterpretando una canción de David Bowie. Parece un sueño estrafalario, pero ahora es una realidad. “Sound and Vision” es el nombre del cover de Bowie que está realizado de una forma magistral, con una orquesta que termina haciendo una interpretación deliciosa pero difícil de digerir –es que están pasando muchas cosas al mismo tiempo, por todos lados-. La idea vino de la compañía Ford, que seleccionó a Beck como vocero para la presentación del nuevo Lincoln MKZ. Así como el Lincoln es una versión “renovada” del modelo anterior, un clásico, “Sound and Vision” también obtiene el mismo tratamiento por parte de Beck.

Aunque hay una versión que se puede ver desde YouTube, en el sitio web de Ford podemos vivir también una experiencia interactiva seleccionando diferentes ángulos. En el video podemos ver un auditorio completo mientras Beck llega con su guitarra. Y un blazer con lentejuelas. Está ubicado en un escenario circular especialmente construido, para poder trabajar en un sonido multidireccional envolvente, priorizando la perspectiva. Una propuesta interesante, pero que al menos en mi opinión se queda corta. No es que la versión original sea mejor, porque obviamente lo es, sino porque no parece una canción de Beck, sino una versión para un musical de Broadway. Y para agregar más, tiene una vibra demasiado “publicitaria” al tratarse simplemente de un comercial glorificado.

Mientras tanto, aparentemente hay en puerta no uno, sino dos discos de estudio por parte de Beck. Esto es lo que el artista dijo a fines del año pasado:

Hay música y os la haré llegar. Tengo un trabajo que comencé en 2008 y que dejé apartado durante mucho tiempo. Recientemente he estado mezclando algunos de los temas. No estoy seguro de si verán la luz en forma de sencillos, EPs o incluso un álbum, pero estará ahí de alguna forma. También tengo otro LP grabado en Nashville durante el año pasado, que podría o no acabar.

El último trabajo de estudio de Beck, Modern Guilt, fue editado en 2008, y desde ese entonces, con excepción de su proyecto de covers con invitados especiales llamado Record Club, se mantuvo relativamente en silencio. Por ejemplo, proporcionó tres nuevas canciones para la banda sonora de un videojuego, y también una canción para la película Jeff, Who Lives at Home. Por otra parte, visitó los estudios de Jack White, Third Man Records, para grabar un sencillo llamado "I Just Started Hating Some People Today".