Todas las canciones son canciones que tienen una historia detrás. Algunas, además de esa historia detrás, también hicieron historia, cambiaron la vida de las personas que la escucharon, notaron una agrupación de la que se harían fanáticos, le cambió la manera de pensar o, simplemente, los marcó y les dejó un mensaje. No solo son acordes. La música es mucho más y gran parte de ese "mucho más" es por este tipo de canciones. Hoy hablaré de la historia de "Smell Like Teen Spirit", que no solo es la canción más importante de Nirvana, sino que además es el himno de una generación, un estandarte de protesta, una distorsión que logró despertar del entumecimiento de millones de adolescentes de todo el mundo.

Historia de "Smell Like Teen Spirit"

Empecemos por los datos duros. "Smell Like Teen Spirit" es parte de una de las mejores producciones de la historia del rock y, una de las mejores tres del grunge: Nevermind. El álbum salió en 1991 a través de DGC Records y el track en cuestión fue escrito por Kurt Cobain, Krist Novoselic y Dave Grohl y producido por el mítico Butch Vig.

"Smell Like Teen Spirit" llegó para cambiar las cosas. Llegó para hacer a un lado la escena metalera más glamorosa donde los pelos locos, largos y vestimentas estridentes eran los protagonistas para darle lugar a los chicos que se escondían en la oscuridad, que estaban callados, aquellos a quienes los cargaban en la secundaria y no tenían voz. "Smell Like Teen Spirit" hizo que ellos pudieran ser escuchados. Además, también le dio un espacio notable al estilo. Si bien el grunge de una u otra manera terminaría explotando porque, vamos, el glam rock ya estaba bastante muerto para ese momento, la canción de Nirvana hizo que todo sea más fácil. Llevó, gracias no solo a la rebeldía del tema sino también al video, el estilo a lo más alto del mainstream (aunque a muchos esta palabra los asuste).

En una entrevista con MTV el mismo Cobain habló del significado de la letra. Según él, no hace alusión a nada.

Me doy cuenta que la gente espera un ángulo más temático con nuestra música. Quieren "leerla", pero lo que hice fue colocar pedazos de poesía y basura y material que me encantaba en ése entonces. Muchas veces escribo letras sólo en el último minuto porque soy muy perezoso, entonces no entiendo porque la gente intenta buscarle algún significado.

Sea como sea, en el libro publicado por Charles Cross llamado Heavier than Heaven, que está basado en una serie de diarios del cantante y guitarrista, dicen que podría haber nacido a partir de la separación entre Cobain y Tobi Vail.

La simpleza de la canción logra sorprender y, quizás, ese sea uno de los motivos por los que triunfó. Era simple, llegaba fácil y, además, se lo podía escuchar a Cobain no solo con una voz muy pacífica y dulce, sino también desgarrándose las entrañas gritando la letra en el coro. En una entrevista con Rolling Stone, Kurt declaró que la música nació cuando él trataba de imitar el sonido de Pixies.

Estuve tratando de imitar a The Pixies, tengo que admitirlo. Cuando escuché a The Pixies por primera vez me conecté tanto con esa banda que hasta pensé que debía estar en ella. Nosotros usamos su dinámica, siendo primero suaves y silenciosos y luego fuertes y pesados.

Nada podría definir mejor la música de Nirvana que la última frase de Cobain: "...primero suaves y silenciosos y luego fuertes y pesados". Hay que agradecerle mucho a The Pixies, de eso no queda duda, costos y riesgos de salud.

Kathleen Hanna, la cantante de la banda Bikini Kill que en ese momento era novia de Dave Grohl, escribió en una pared "Kurt Smells Like Teen Spirit" con aerosol. Como en ese momento estaban discutiendo temas relacionados a la anarquía, el punk, el rock y demás tópicos con los que todos pasamos varias noches hablando, él tomó ese nombre para ponérselo a su canción. Sea como sea, él no sabía que ese era un desodorante y después estuvo mucho tiempo enojado por haber elegido su nombre.

El video es un tema aparte. En él se puede ver a la agrupación en un gimnasio de una escuela rodeada de chicos adolescentes que se sacan y explotan a lo largo del clip. El director fue Samuel Bayer, quien de ahí explotó y su carrera se disparó. La escena que muestra es un tanto surrealista y, según las propias palabras del director, fue inspirada en la película Over The Edge.