Me suele invadir una extraña sensación al pensar en el blues en España. Cada vez me es más extraño encontrar bandas del género padre del rock por aquí, y es que los músicos del género, de nombre desconocido, suelen lucir sus increíbles dotes en bares de callejón. Magos de las seis cuerdas y la armónica que se dan a las versiones e improvisación. Sin embargo, Dixie Town son toda una banda, con cierta trayectoria. Su último disco está grabado con equipos analógicos, tienen estilo propio y suenan a porche americano de madera. Pronto estarán en Madrid, en el marco del Festimad presentando O Furacán el 30 de abril, en la Wurlitzer Ballroom, y probablemente quieras saber algo más de ellos.

dixie town

Se promocionan referenciando a grandes del blues clásico como Blue Cheer, así como a tríos básicos del rock como Grand Funk Railroad, con algo del rock de camionero de ZZ Top. Lo cierto, es que su propuesta es lineal, basada en cánones clásicos, y sonando ramplones, a garaje, naturales como la madera recién cortada. El sonido de O Furacán, su última pieza, y la que más fama les ha reportado, contiene cortes con instrumentación alargada, de la que se da a la imaginación en directo, como "The Pills", "A Life, A Lie" o "Every Father's Son". Y por otra, otras composiciones como "Worth more than the money" cuyos efectos analógicos nos transportan a otra época.

Su conservadurismo instrumental no deja de ser una delicia, y es que parecen huir de todo arreglo que no sea posible representar en directo, donde estoy seguro desarrollarán todo su potencial. *O Furacán no deja de ser una zambullida en el pasado, en los orígenes del rock n' roll. Desde su grabación hasta el estilo musical, todo trae a la memoria décadas atrás, y la verdad es que ni suena a completo refrito, ni aburre. Es divertido, rockero y añejo, y de eso, concretamente en España, se ve poco.

El grupo, en un gran ejemplo de amor al arte, regala su álbum en forma de descarga gratuita desde su bandcamp, y además, ofrecen un precio especial para su concierto de Madrid de 12€ por entrada más el álbum, O Furacán. Preveo el show como una reunión de melómano-blueseros cerveceros que cierran los ojos a cada punteo, de esos a los que les siguen aplausos. La compañía de la banda Red Apple no desentonará en absoluto. Su rock n' roll clásico de tono fiestero, bien influenciado por sus Satánicas Majestades, promete un divertidísimo recital en la madrileña sala de raza.

Los próximos conciertos que la banda ha planeado en territorio español son los siguientes:

  • 30 de abril - Wurlitzer Ballroom (Madrid)
  • 2 de mayo - Garrufa (A Coruña, Pontevedra, Galicia)
  • 3 de nayo - Baranda (Barco de Valdeorras, Pontevedra, Galicia)