El debate que se ha creado en la última década sobre qué serie es la mejor de la historia podría ser eterno. Entre los más entendidos, The Wire se lleva el premio gordo y, en mi opinión, es un título merecido para la ficción de David Simon sobre las calles y la sociedad de la ciudad de Baltimore. Pero antes de que The Wire se convirtiese en una serie de culto y de que todo el mundo tuviera en boca a los personajes de Game of Thrones, como sucede hoy en día, HBO abrió el camino de la alta calidad en el mundo de la pequeña pantalla con otras series míticas como The Sopranos y Six Feet Under (A dos metros bajo tierra). La cadena de pago norteamericana ha creado una manera de narrar historias de largo recorrido con unos estándares de producción cinematográficos y una profundidad casi inédita en el mundo de las series; quizás abría que remontarse a 1990, cuando David Lynch estrenó Twin Peaks.

musica de Los Soprano

En la terna de mejores series de televisión figura indiscutiblemente la estrenada por David Chase en enero de 1999. La historia de Tony Soprano, el capo de una "familia" mafiosa de New Jersey y todos los personajes que le rodean. Los Soprano no es solo una gran historia, sino una reinterpretación del género de gángsters y de las películas sobre La Mafia que había visto el público hasta entonces. El psicoanálisis, el subconsciente, los sueños, la culpa, la importancia de la familia, la corrupción... Son múltiples los temas que abarca en apenas seis temporadas que mantuvieron enganchados a los televidentes en los años 90. Una de las características formales más interesantes de Los Soprano es la música: la perfecta elección de una banda sonora que no solo acompaña, sino que ayuda a que avance la trama y los sentimientos de los personajes.

Bruce SpringsteenLa relación de Los Soprano y la música es evidente desde el primer capítulo, y no hablo de la maravillosa canción de cabecera o con la que cierran cada capítulo. Silvio Dante, uno de los personajes principales de la crew de Tony y su consigliere, está interpretado por Steven Van Zandt, también conocido por ser el guitarrista de la E Street Band de Bruce Springsteen en los 70 y los 80. El reputado músico fue una de las grandes influencias a la hora de elegir la ambientación musical de Los Soprano, pero le sorprendió que el rock no ocupara toda la banda sonora, porque David Chase y la montadora musical Kathy Dayak apostaron por incorporar todo tipo de géneros a la acción.

La propia HBO produjo un pequeño documental titulado The Music of The Sopranos donde David Chase nos da las claves de estra profunda relación entre música e historia e una entrevista con Will Dana, el redactor jefe de la revista Rolling Stone -podéis verlo con subtítulos en español: parte 1 y parte 2-. Chase explica que la música se añadía al final, cuando el episodio estaba editado, para darle significado a través del tono de la canción y las letras. Casi nunca recurrían a temas instrumentales porque las letras eran parte del diálogo de la serie según el creador:

La letra es otra forma de diálogo. Es un coro griego.

También reconoce que podrían haber hecho todos los capítulos con The Rolling Stones, Elvis Costello y Bob Dylan, pero habría sido demasiado sencillo, de ahí la multitud de estilos y artistas que podemos escuchar con el paso de las temporadas. Lo único que tenían que tener en común para aparecer en la banda sonora es que las canciones no se andasen con rodeos ni tuviesen pelos en la lengua: tenían que expresar odio, miedo, amor o cualquier sentimiento de una manera directa. Chase saca a colación el caso de otros directores como Scorsese, que también prefieren recurrir a canciones ya existentes, no crear una banda sonora específica.

Como el objetivo no es destripar la serie a aquellos que aún no hayan disfrutado de Los Soprano, intentaré no plagar de spoilers el texto y presentaros algunas canciones interesantes que han aparecido en esta gran historia audiovisual de la HBO. Es imposible hablar de la gran mayoría, porque aparecen unas 6 o 7 de media por capítulo, incluyendo la que cierra cada episodio. Ojo a los posibles spoilers de los videos.

Woke Up This Morning, de Alabama 3

La idea original de David Chase era elegir una canción diferente para el comienzo de cada capítulo, pero ante la negativa de la cadena, se decidió por este tema con una frase tan socorrido para el tema de Los Soprano: "You woke up this morning / Got yourself a gun". En el documental cuentan como probaron el tema con las imágenes del inicio y quedaban perfectas al ritmo de "Woke up this morning"; además, la canción acrecentaba el aspecto sexual, viril y violento del personal de Tony.

Core 'ngrato, canción popular napolitana

Los Soprano son una familia italoamericana y además mafiosa, por eso el trasfondo cultural y musical italiano está presente constantemente en la serie. Tras un funeral, el personaje de Junior Corrado (Dominic Chianese) entona esta canción popular, originaria de Napoles, de Salvatore Cardillo, pero que han cantado artistas como Pavarotti o Caruso. No será la única referencia con Italia, también sonará "Con te partirò" de Andrea Bocelli o "Piove" del rapero Jovanotti.

My Lover's Prayer, de Otis Redding

Esta canción de una de las grandes voces del soul -si no la mejor- es otra de la que destaca David Chase. El romanticismo de esta plegaria de amor de Otis Redding encaja perfectamente con el sentimiento que debes sentir cuando disparan a tu pareja. No es sencillo estar casada con un gángster.

Return to Me, de Bob Dylan

La historia de este tema de Dean Martin es curiosa porque fue el propio Bob Dylan quien se ofreció a hacer una versión para Los Soprano. Es la única canción por encargo que aparece en los 86 episodios. La temática va en la misma línea de "My Lover's Prayer" y aparece cuando los personajes regresan a casa con sus mujeres.

State Trooper, de Bruce Springsteen

La primera temporada se cierra con los títulos de créditos al ritmo de esta reposada canción folk de Bruce Springsteen. El estribillo íntimamente relacionado con lo ocurrido en el final de temporada y con el propio personaje de Tony Soprano: "Please don't stop me, please don't stop me".

Kid A, de Radiohead

En Los Soprano también hay hueco para música más contemporánea como demuestra el cierre del capítulo No Show de la cuarta temporada. Una canción donde Radiohead explora con ritmos electrónicos bastante similares a lo que ahora podemos escuchar en Atoms for Peace.

I Feel Free, de Cream

También en la primera temporada aparece este canto a la libertad personal. Una gran canción de rock psicodélico de los británicos Cream con Eric Clapton a la cabeza. Una sensación, la de libertad, que Tony siente constantemente a lo largo de las temporadas.

The Valley, de Los Lobos.

El grupo de Los Ángeles aparece en más de una ocasión en Los Soprano. La fusión de rock y un estilo tex-mex encaja con el tono de algunos de los episodios. Aquí os dejo la canción y su respectiva escena, pero cuidado porque ocurren cosas importantes en este capítulo de la sexta temporada.

Tom Sawyer, de Rush

En Walk Like a Man, el mismo episodio donde suenan Los Lobos, Tony Soprano medita sobre sus problemas en la barra de un bar escuchando este tema de Rush. Sorprende encontrar a la banda de rock progresivo canadiense en la serie de HBO.

Como curiosidad, en este mismo capítulo, suena en el Bada-Bing "Supermassive Black Hole", de Muse.

I'm a Man, de Bo Diddley

Esta canción de rock and roll clásico con un atractivo ritmo de blues marcado con la armónica también es un perfecto reflejo del aire varonil y machista que se respira en el seno de la familia Soprano. "All you pretty women, Stand in line / I can make love to you baby / In an hour's time". La pura esencia de Tony Soprano.

Don't Stop Believing, de Journey

Journey pone el colofón a una de las grandes series de la historia. La canción suena en la última secuencia de uno de los finales más controvertidos que se recuerdan en la televisión. Rock sencillo y directo para cerrar la historia con un final abierto a múltiples interpretaciones, pero que a muchos nos dejó las cosas muy claras.