No creo ser la única a la que le gustan las películas sobre música. Especialmente cuando estas retratan, con mayor o menor fidelidad, lo que pasa detrás del escenario, una experiencia que la mayoría de nosotros tal vez nunca pueda experimentar en vivo y a todo color. Aunque claro, esto no es lo único que nos ofrecen estas cintas. Ahí están, por ejemplo, los soundtracks de antología y la aparición especial de nuestros músicos favoritos. Y las bandas. Sí, las bandas. Porque para haya una gran película musical tiene que haber un grupo o un solista, y si no se puede real, qué mejor que sea inventado. Ejemplos ha habido muchos, algunos incluso no formaron parte de un film musical propiamente dicho, pero sí han sobresalido y a veces hasta han logrado salir de la pantalla para tomar forma en la vida real. Estas son, para nosotros, algunas de las mejores bandas ficticias:

spinal tap

1. Spinal Tap

This Is Spinal Tap (1984)

Spinal Tap vio el mundo por primera vez como parte de un sketch en un piloto televisivo realizado por Rob Reiner. Sin embargo, fue en 1984 cuando tomó forma como protagonista del rockumental ficticio This Is Spinal Tap, dirigido precisamente por el actor, en el que se satirizaba la escena del heavy metal de la época, caracterizada por grandes melenas, mallas pegaditas y un revival musical que puso a muchos de estas agrupaciones en la televisión y las listas de éxitos. En este caso, teníamos a un grupo de actores americanos intepretando a un conjunto británico con una "larga trayectoria" de más de 15 discos: David St. Hubbins, Nigel Tufnel, Viv Savage, Mick Shrimpton y Derek Smalls; un grupo que durante su existencia tuvo y ha tenido numerosos y desastrosos cambios de bateristas y varios reencuentros.

Pero la ficción alcanzó a la realidad en 1992, cuando el grupo grabó Break Like the Wind, álbum que marcó "su reunión" y al que le siguió una gira mundial. El grupo se ha reencontrado en varias ocasiones para producir un disco más de estudio y realizar apariciones especiales, lo que lo ha convertido, creo yo, en el máximo ejemplo del poder de una banda de película.

2. Stillwater

Almost Famous (2000)

Lo voy a decir sin pena, Almost Famous es una de mis películas favoritas, no sólo porque me gusta la historia sino porque además me identificó un poco con William Miller. Fanatismos aparte, esta cinta contiene uno de los mejores soundtracks de la época clásica del rock y hasta nos trajo un muy carismático grupo de ficción. Aunque los actores que personificaban a los integrantes del mismo no interpretaron en la grabación ninguna de las seis melodías que existe, su presencia fue importante no sólo por su trabajo como actores sino por las sorpresas que contenía.

La banda estaba integrada por los actores Jason Lee y Billy Crudup, quienes interpretaban al vocalista y guitarrista de la agrupación respectivamente. Ambos tenían ya cierta trayectoria en televisión y cine, sin embargo, sus carreras tuvieron un levantón luego de este proyecto. El grupo también contaba con dos músicos reales: Mark Kozelek y John Fedevich, ambos conocidos dentro del medio. El primero por ser la mente maestra detrás de Red House Painters y Sun Kil Moon, dos proyectos reconocidos y adorados en la industria del indie; por otro lado, Fedevich actuó después en otras dos películas de Cameron Crowe, director del film, además de colaborar como baterista de estudio en diversas grabaciones.

Además, las melodías de la cinta también tuvieron su chiste. Algunas fueron compuestas por el propio director de la cinta al lado de su esposa, Nancy Wilson de Heart; otras fueron co-escritos por Peter Frampton, músico de probada trayectoria que también se encargó de enseñar a Crudup los fundamentos de la guitarra y de actuar como asesor musical en el film. Finalmente, sería gente como Mike McCready de Pearl Jam, la propia Nancy Wilson y Cindy Lauper, algunos de los encargados de dar vida en el estudio a las melodías, que no fueron grabadas por ninguno de los miembros del grupo, esto por cuestiones de tiempos, aunque hubiera sido interesante ver las aportaciones de los músicos reales en las melodías de esta banda de ficción.

3. The Weird Sisters

Harry Potter and the Goblet of Fire (2005)

Aunque la saga de Harry Potter no estuvo jamás dedicada a la música, sí nos regaló una unión de estrellas que es imposible no mencionar. Dentro de los libros se habla de esta agrupación como una de las más populares del mundo mágico, pero es hasta el cuarto volumen cuando finalmente podemos conocerla. No obstante, lo interesante para nosotros estuvo en su adaptación cinematográfica, pues la relevancia de las cintas atrajo a gente de la talla de Jarvis Cocker y Steve Mackey de Pulp, y Jonny Greenwood y Phil Selway de Radiohead, además de Jason Bucle de All Seeing I y Steven Claydon de Add N to X, todo un súpergrupo. El tema principal de la banda es una especie de sátira al mundo del rock, algo que le viene muy bien a Cocker y compañía.

4. Citizen Dick

Singles (1992)

Buena parte de la carrera de Cameron Crowe ha estado basada en la música, su otro gran amor, por ello no es raro que aparezca por segunda ocasión en este conteo. La historia de esta cinta de 1992 transcurre en Seattle, precisamente durante los años en los que el grounge estaba en todo su apogeo, y cuenta la historia de dos parejas en momentos difíciles. Una de ellas era interpretada por Bridget Fonda, quien hacía de una mesera, y Matt Dillon, su novio, aspirante a músico y líder de la banda Citizen Dick, que no era otra cosa que Stone Gossard, Jeff Ament, y Eddie Vedder de Pearl Jam como banda de acompañamiento de Dillon.

Su música no era una maravilla, hay que decirlo, pero la cinta ofrecía además cameos de agrupaciones como Alice in Chains y Soundgarden, todo lo cual se combinó para hacer de este film un gran tributo a la época de mayor esplendor de este género.

5. The Wonders

That Thing You Do! (1996)

Esta película, que representó el debut como director del actor Tom Hanks, estaba ambientada en los años 60 y presentaba el rápido ascenso y caída de un grupo de pop: The Wonders. Sin embargo, lo maravilloso de este asunto no vino de un cuidadoso soundtrack sino de una sola canción: "That Thing You Do", el único éxito de la agrupación en la cinta y que también logró despertar el interés en la vida real. El track se colocó en el TP 100 de Billboard y hasta fue nominado al Oscar como Mejor Canción Original, aunque finalmente no ganó la estatuilla. Hay que decir, no obstante, que el grupo de actores que encarnó a la agrupación no participó en la grabación de la melodía, sin embargo, esto tampoco es tan raro en la vida real, ¿no creen?

Y bueno, sabemos que nos faltan muchos grupos, así que, ¿por qué no nos dicen en los comentarios cuáles son sus grupos ficticios favoritos?