Lo más probable es que muchos no conozcan a Kurt Vile. No porque sea un artista nuevo, sino porque simplemente no forma parte del mainstream y se mueve por antros menos conocidos, pero es cuestión de tiempo hasta que explote, porque es un artista unico que con su música transmite una paz y psicodelia que muy pocos logran. El hombre, que tiene poco más de 30 años, nació en Filadelfia y, además de haber lanzado cinco discos solistas, forma parte de la agrupación The War On Drugs. Hoy haré la reseña de Wakin on a Pretty Daze, su última producción que fue presentada de manera oficial –aunque se filtró tiempo antes- el 9 de abril.

Kurt Vile Walkin On A Pretty Daze

El álbum, que está conformado por 11 canciones, es el quinto disco solista del artista que fue lanzado a través de Matador Records. Fue, además de producido por el mismo Kurt, también toqueteado por John Agnello que trabajó con Aerosmith, Bruce Springsteen, Patti Smith, Bob Dylan o Sonic Youth entre muchos otros. Es entendible de dónde viene entonces el sonido de Vile y por qué motivo eligió a Agnello para que produjera su álbum. En la producción, por otra parte, colabora mucho Adam Granduciel, quien también forma parte de The War On Drugs.

En relación a la lírica de la producción, el mismo Vile dijo que se trata de una lírica en relación a la vida misma, pero vista desde un punto simple.

En la banda están casi siempre a su lado (si bien muchas veces hay otros que colaboran esporádicamente en algunas canciones) Jesse Trbovich y Rob Laakso. El segundo trabajó en toda la producción esta vez y, según el mismo Kurt comentó, se trató de alguien con quien no podría haberlo hecho. Según él es un chico sabio con sintetizadores y con conocimientos de ingeniería que toca muy bien la guitarra. Sin lugar a dudas una de las cosas que más le suman a la producción son esas secuencias y sonidos voladores en los que Vile trabajó junto a Laakso y Agnello.

El disco en sí es verdaderamente un sueño. El ambiente que genera es de una ensoñación única. La primera canción del disco, "Wakin on a Pretty Day", además de haberle puesto básicamente el nombre a la producción (es una especie de spin off de Wakin on a Pretty Daze), también le marca un tono. El tema tiene una duración de casi 10 minutos, lo cual para un disco convencional hoy de música para todos es una locura. No se asusten. El tema es verdaderamente sorprendente y hace que esos 9 minutos y 31 segundos pasen no desapercibidos, porque eso significaría que pasa sin más, sino de una manera sorprendentemente placentera. Se los dice alguien que odia las canciones que duran más de 5 minutos la mayoría de las veces. Esta es una sorprendente excepción y no solo el tema con el que abre, sino varios a través del disco.

Hace tiempo que no escuchaba, primero, un disco que mantuviera una línea tan clara no solo en su producción sino en su sonido. Es como si todas las canciones fueran respetuosas entre sí y siguieran un sonido único creado y usado solo por Vile. Tiene algo narcótico, adormilado, como si cantara sin demasiadas ganas. A eso se le suman los sonidos que fueron creados en un sueño y vienen desde allí trayendo cola.

Toda la discografía solista de Vile es hipnótica y con un sonido logrado, pero considero que Wakin on a Pretty Daze es el mejor de todos. Se nota el crecimiento musical del artista. Se siente en paz con su música.

El sonido de Laakso se puede notar muy bien en algunas canciones como "Freak Train" o "Girl Called Alex", donde se puede escuchar la inclusión de un órgano bien volador y psicodélico junto con un saxo que aparece durante el coro de esa canción un poco folk y un poco indie. La única que supera los 10 es el track con el que cierra el álbum, "Goldtone", que es un tema en el que, como el resto, la guitarra es la protagonista, una guitarra que sigue constantemente un riff con la voz desganada de Vile de fondo, perdida, entrando sin demasiadas ganas y sumada a un coro de ángeles de fondo.

9.5/10

No solo vale la pena, sino que les digo que si todavía no le dieron play se están perdiendo de uno de los discos más prometedores del año, con mejor producción y con un sonido único y que les revelará un artista que tiene mucho para dar.

Fecha de lanzamiento: 9/04/2013
Discográfica: Matador
Compra el disco: Amazon
Canciones destacadas: "Wakin on a Pretty Day", "Pure Pain", "Air Bud"