Vivimos en una época en la que las bandas parecen estar obligadas a exponerse de cabo a rabo en las redes sociales para conseguir más seguidores y destacarse entre la competencia. Sin embargo, aún es raro el artista que se arriesga a escribir o dejar que pongan en papel su historia, quizá por el temor a revelar demasiado de su vida personal y musical. En el caso de Gustavo Cerati, lo cierto es que la trayectoria del argentino sería suficiente para un gran volumen, sin embargo, el músico nunca fue de los nostálgicos, pues su carrera como solista lo mantenía sumamente ocupado. Con todo, la necesidad de reencontrar sus palabras, a la sombra del ACV que hace tres años lo dejó en coma, llevó a Maitena Aboitiz a trabajar en un libro armado a partir de entrevistas, para buscar la palabra de Gustavo en un relato único. ¿Lo logró? Acompáñenos a descubrirlo en nuestra reseña de Cerati en primera persona de Maitena Aboitiz.

cerati en primera persona

Cerati en primera persona recopila diversas entrevistas realizadas por el ex-Soda Stereo durante su carrera solista, encontradas a partir de una investigación de un año en medios gráficos, radio, televisión y hasta en el archivo privado de la familia del cantante. Con este material, la conductora armó un relato con la intención de dar a conocer los pensamientos del músico y el proceso de composición de cada uno de sus discos, a partir de sus propias palabras.

La historia nos lleva así desde el proceso de creación de Colores Santos, el álbum que hizo a dúo con Daniel Melero allá por 1992, hasta la preparación de la gira de Fuerza Natural, su última producción de 2010. No obstante, la conductora decidió no mezclar sus propias palabras para dar contexto a cada una de las declaraciones del músico, de ahí que son únicamente las ideas de éste, unidas en una especie de relato, las que llevan el libro.

Ahí se presenta el primer problema: la repetición. Es obvio que el músico ya tenía un discurso preparado para presentar cada proyecto, pues las declaraciones se repiten en numerosas ocasiones, lo que provoca que leamos las mismas ideas expresadas de diversas formas, en varios párrafos del libro. Esto convierte la lectura en un ejercicio un poco aburrido, con todo y que seguramente la autora decidió hacerlo de este modo para no cortar demasiado las palabras de Gustavo, de manera que se entendiera mejor el contexto en el que habló. Personalmente creo que una mejor edición hubiera ayudado, pues la sensación de déjà vu no ayuda en nada a hacer más ligero este volumen.

Crear discos antes de Internet

Lo que es un hecho es que este trabajo nos permite asomarnos de cerca al proceso de composición y producción de cada álbum, algo especialmente interesante en discos como el ya mencionado Colores Santos, sus trabajos con Ocio y Plan V y hasta Bocanada. Menciono esto porque en la época en la que se produjeron estos discos la Internet todavía no era parte fundamental de nuestras vidas, de ahí que los procesos fueron documentados en tinta y papel, por lo que muchas cosas, en especial sobre sus discos menos aclamados, todavía no han sido digitalizadas y a veces es difícil encontrar algo relacionado con éstos excepto por lo publicado o grabado en ediciones nacionales (aunque algunas webs de fans han hecho un muy buen trabajo, debo añadir).

Este relato, hilado a manera de larga entrevista, también nos permite sorprendernos con algunos detalles y obsesiones del músico, pues las declaraciones unidas en un sólo volumen nos dejan observar sus pensamientos desde otra óptica y quizá con mayor atención. Por ejemplo, es constante la mención de su experiencia en la Avenida 9 de julio, donde Soda Stereo consiguió juntar 250 mil personas allá por 1991. Obviamente esta no sería la última vez en la que él se presentaría ante un público tan numeroso, sin embargo, la experiencia parece haber quedado grabada en su mente como una de las más importantes de su carrera, pues sale a colación cada vez que habla de todo lo bueno que le ha dado la música.

El capricho electrónico de Cerati

Asimismo, es constante su extrañeza por la sorpresa de la gente sobre lo que el mismo define como el "capricho electrónico de Cerati" y la petición que le hicieron de regresar a la guitarra durante sus devaneos electrónicos con Plan V y Ocio, además de sus primeros intentos solistas. También es interesante porque, con todo y que en sus primeras declaraciones defiende a capa y espada la electrónica, asegurando que "no pertenece a ningún género" y que para él la composición con loops y sintetizadores es sólo una manera diferente de hacer música, más adelante observamos cómo se fue acercando de nuevo, con cada nuevo disco, a la guitarra y al rock, algo que me parece tuvo mucho que ver con su afirmación como cantante solista, ya lejos del camino marcado por Soda Stereo.

También sobresalen aquí las declaraciones sobre su familia y amigos, aunque hay que decir que la periodista se centró básicamente en su carrera musical. No obstante, es interesante leer algunas entrevistas en las que hace mención a su vida amorosa, familiar y en las que también se hace patente, ya en sus últimas dos producciones, el orgullo que siente por su hijo, quien por lo que se ve apunta para tener una carrera tan exitosa como la de su padre.

Finalmente, el libro ofrece detalles únicos o poco conocidos como la portada original de Amor amarillo y una fotografía de uno de los primeros demos de Bocanada, con los nombres que tuvieron algunos de sus tracks antes de ser bautizados definitivamente. Este detalle ya había sido mencionado en una larga entrevista que le hizo la Rolling Stone durante la primera parte de la promoción del álbum, sin embargo, siempre es interesante tener una imagen de esa época que confirme lo que ya sabíamos.

Su carrera solista

Hay que decir que el libro se centra en la carrera solista de Gustavo pues, aunque hay menciones a los últimos discos que hizo con Soda y su reencuentro, los capítulos dedicados a esta parte de su vida musical no son tan extensos como aquellos sobre su vida solista. Claro que al final es interesante leer una cronología tan exacta, pues te puedes dar una mejor idea de todo lo que hizo el compositor desde que arrancó sus esfuerzos en solitario.

Además de los extractos de entrevistas, aquí encontrarán un pequeño apartado con fotos muy bonitas, aunque nada demasiado extraordinario o no visto; y una cronología de sus colaboraciones, a la que bien vale la pena echarle un ojo, pues también incluye declaraciones de los músicos que tocaron con él. Finalmente, el prólogo fue escrito por Shakira, quien mantuvo una buena amistad con el músico por algunos años y que en esta ocasión hace patente el cariño y la admiración que siente por él.

Un libro para fans

En conclusión, ¿es este un libro que vale la pena tener?. Sí y no. Por un lado, cualquiera que haya sido fan de Cerati habrá leído estas declaraciones o las conoce, aunque no necesariamente haya visto las que decidió publicar la argentina. Por el otro, la falta de contexto hace que el ejercicio literario sea un poco complicado por momentos y aburrido en otros, especialmente cuando las ideas se repiten en dos párrafos seguidos.

La otra cosa que hay que considerar es que es necesario tener un conocimiento bueno de la carrera del propio músico para entender el volumen, pues a veces son necesarias referencias que no tendrá aquel que no haya seguido su vida musical desde un principio. Esto sobre todo porque, como ya lo señalé, no existe una segunda voz que nos de contexto, especialmente en tiempo y espacio. La verdad por momentos se extraña no tener a la mano el texto original completo, pues el hilo de una historia se vuelve fundamental en algunos casos.

Esto no significa, sin embargo, que este sea un libro mal armado. De hecho, si son fans de Soda y han seguido la carrera del vocalista les será de mucha utilidad. Y es que gracias a esta compilación se vuelve palpable el trabajo tan metódico que había detrás de cada álbum, la evolución de sus pensamientos respecto a géneros y técnicas, además del cada vez más notable acercamiento a sus raíces, conforme se fue desdibujando la sombra de Soda a sus espaldas.

Cerati en primera persona es un libro para fans y conocedores de Gustavo Cerati. Que debe haber muchos, debo agregar, pues me costó bastante encontrarlo en las librerías de México, ya que en varias estaba agotado. Esto en realidad no es una sorpresa, si consideramos que hasta ahorita no hay una biografía autorizada del músico y que ya se cumplieron tres años desde que Gustavo está en coma, lo que ha ido minando la esperanza de muchos respecto a una recuperación y posible regreso a los escenarios. En resumen, este libro nos permite conocer el pensamiento del músico al menos a través de sus palabras, y es un documento interesante para aquellos que admiran el arte de este gran genio argentino.