Desde que surgiera aquella explosión de bandas y artistas franceses englobados bajo la etiqueta del French touch, pocos de ellos han sabido perdurar en el tiempo tan bien como Daft Punk. Con sólo cuatro álbumes de estudio, otros tanto álbumes de remixes, una par de directos y una banda sonora -en realidad tres si contamos las dos que uno de ellos ha compuesto para dos de las películas de Gaspar Noé, Irreversible y Enter the void, o cinco, si añadimos sus experimentos audiovisuales conjuntos con Interstella 5555: the 5tory of the 5ecret 5yar 5ystem y Electroma-, el dúo formado por Thomas Bangalter y Guy-Manuel De Homem-Christo han sabido imponerse y mantenerse en el mercado internacional.

Daft Punk en el cine

Moviéndose siempre en los territorios de la música electrónica, han sabido combinar ingredientes del pop y el rock con synthpop, hip-hop y funk en una fórmula musical que también ha seducido a cineastas de diversa condición y nacionalidad. Es posible que este creativo dúo no quieran mostrar su cara, pero seguro que les has reconocido en cualquiera de las películas en las que ha sonado su música, que todavía son pocas, pero seguro, con el tiempo, acabarán siendo muchas más.

"Da Funk" en The Saint

A finales de los años noventa, justo unos años después de que Trainspotting irrumpiera en el mercado internacional con una banda sonora que marcaría de alguna manera la normalización de la música electrónica en el cine, Phillip Noyce estrenaba su adaptación cinematográfica de la popular serie homónima basada en las novelas de Leslie Charteris. El santo, como se le conocía en español, era un detective heredero del espíritu de Robin Hood que haría muy popular a Roger Moore, y que tendría en el cine las facciones de Val Kilmer. Quizás la película, aunque bastante entretenida, no hiciera justicia al encanto de la serie de televisión, o el público de la época no conectaría con un detective tan amable, pero el caso es que la película no se vería certificada en ninguna secuela.

Sin embargo, su vigorosa banda sonora sobresalía por encima de la película, e incluso de la partitura original de Graeme Revell, al integrar bandas como Orbital -que reinterpretaban con mucho acierto el tema original de la serie compuesto por Edwin Astley-, Sneaker Pimps, Moby, Fluke, The Chemical Brothers, Everything but the grill, Duran Duran -cuyo single se convertiría en un éxito de ventas de la época- o David Bowie -que sonaría dos veces en la película. Entre ellos también se podía escuchar "Da funk", un tema instrumental incluido en su primer álbum, Homework, que también habían lanzado como sencillo. Conscientes del poder de la imagen, un joven Spike Jonze se encargaría de la dirección del videoclip. Uno de los más divertidos de su colección tanto por la manera en la que tiene de integrar la canción en el vídeo de manera diegética, como por la originalidad de su narración.

"Life is sweet (Daft Punk Mix)" en Nowhere

No me cabe duda de que un cineasta como Gregg Araki no necesitó ningún tipo de recomendación para confeccionar la banda sonora de películas como The Doom Generation o Kaboom. En la banda sonora de una película como Nowhere, que gira en torno a unos estudiantes de secundaria de Los Ángeles a finales de los noventa, no podían faltar bandas como Suede, Massive Attack, Marilyn Manson, Hole, Lush, James, The Cocteau Twins, Curve, Sonic Youth, The Verve, Nine Inch Nails, Elastica o Radiohead (intuyo que ya debes estar buscando tanto la película como su banda sonora, aunque no sé si está publicada como tal). Entre estos temas también se colaba un tema de otro dúo, The Chemical Brothers, "Life is sweet", que estaba incluido en su álbum Exit Planet Dust, pero que en la película se escuchaba según la versión remezclada por Daft Punk.

"Aerodynamic" en Kiss of the dragon & L'auberge espagnole

Es posible que "One more time" fuera el sencillo de mayor éxito del segundo álbum de la banda francesa, Discovery, que sonara con mucha más insistencia en las pistas de bailes de todo el mundo, sin embargo sería su segundo single el más solicitado por los cineastas. Su fuerza y dinamismo le iban al pelo a una producción del inefable Luc Besson que, dirigida por Chris Nahon, protagonizaban Jet Li y Bridget Fonda (quien ya habría estado vinculada al universo de Besson en Point of no return, adaptación estadounidense de Nikita). Se trata de una película de espías y prostitutas que servía como excusa para diseñar vistosas secuencias de artes marciales. No sería la última vez que escucharíamos los ritmos de Daft Punk vinculados al cine de acción, aunque pocas de estas incursiones serían realmente afortunadas.

Sólo un año después, el mismo tema volvía a sonar en otra película, de índole muy diferente, que de hecho estaba dirigida por Cédric Klapish, uno de los cineastas más interesantes del panorama cinematográfico europeo contemporáneo. Su película, titulada en España Una casa de locos, se desarrolla en Barcelona, donde un estudiante francés había decidido instalarse para aprender español. Cualquiera diría que se trata de una película que sirvió de propaganda al programa de intercambio universitario europeo, Erasmus, pero lo cierto es que las Universidades españolas se llenaron de estudiantes de todas las partes del mundo, al igual que los españoles se fueron a "estudiar" a cualquier otro país que permitiera la confraternación y el intercambio de fluidos.

Lo que sí es cierto es que en aquellos días sonaba con fuerza en todas partes tanto el segundo álbum de Daft Punk, como este tema en concreto que incluso llegó a colarse en el tráiler de la película. No se pierdan tampoco el resto de la banda sonora en la que conviven temas de la Mala Rodríguez y Vicente Amigo, con Radiohead y el clásico "No woman no cry" o canciones deplorables, de esas que incluso algunos recuerdan con cariño al estar ligadas a fiestas de estudiantes de la época, como debió ser "Que viva la noche" de Sonia & Selena.

"Stronger" en Never black down & The hangover Part II

Basada en un tema de Edwin Birdsong, "Cola Bottle Baby", Daft Punk incluyeron en Discovery un tema llamado "Harder, better, faster, stronger", que también lanzaron como sencillo. Poco más de un lustro después, Kanye West lanzaba en una canción en la que, después de perder los tres primeros adverbios se quedaba en "Stronger", que constituiría uno de los grandes éxitos de su carrera, y que se apoyaba rítmicamente en el de Daft Punk a través de un sampler de su tema. El rapero nunca ocultó en absoluto la influencia, apareciendo incluso la propia banda francesa en el videoclip del artista americano.

A decir verdad, no sé si me apetece saber cómo suena "Stronger" en una película como Never back down, que se centra de nuevo sobre un grupo de estudiantes de instituto -que deben haber cateado muchos años porque se ven bastante mayorcitos-, aunque mucho más cercana a los territorios de acción y artes marciales de Kiss of the dragon. No la he visto, y no creo que lo haga.

Tres años después, "Stoker" volvía a escucharse en The Hangover Part II, una película que seguro nos apetecerá revisar con más ganas que la anterior. Cualquiera diría que se trata de una cara B porque si bien el personaje que interpreta Bradley Cooper podría haber sido perfectamente profesor de alguna de las clases del otro instituto, otros, como Zach Galifianakis, parecen seguir todavía enganchados en aquel mismo universo adolescente. En cualquier caso, las diferencias temáticas e incluso cinematográficas son abismales, resultan mucho más estimulante escuchar a Daft Punk en la que era segunda aventura de esta peculiar "manda", que se corrían su nueva juerga en Bangkok.El resto de la banda sonora iba más en consonancia con los sonidos del rapero, pero al menos incluían en el último minuto aquel tema mítico interpretado por Murray Head, "One night in Bangkok", perteneciente a la delirante ópera rock compuesta por Björn Ulvaeus y Benny Andersson, más conocidos por ser los miembros masculinos de ABBA.

"Robot rock" en Iron Man 2

Tercer tema de su tercer álbum, Human after all, quizás el momento cinematográfico de "Robot rock", aúna las dos características principales con las que parece haberse asociado hasta ahora la música de Daft Punk, porque en Iron Man 2 se escuchaba en una pelea que tenía lugar en una fiesta. Con toda probabilidad una de sus incursiones cinematográficas más populares, más allá de sus propias partituras escritas directamente para el cine que mencionaba al principio.

"Derazzed" en TRON: Legacy

Cierto es que Bangalter y Homen-Cristo son los compositores de la banda sonora completa de TRON: Legacy, pero dado que ellos mismos hacen un cameo en la película interpretando este tema, que además publicaron como sencillo, me permito incluirlo como una más de las veces que hemos escuchado sus canciones en una película. Quizás Joseph Kosinski defraudara un poco en este retorno al universo de Tron, pero quienes sí convencieron fueron los músicos franceses con una banda sonora a la altura de la que había compuesto Wendy Carlos para la película precedente.

"Too long/Steam machine" en Oslo, 31. august

El cineasta noruego Joachim Trier recuperaba para su segunda película un corte que mezclaba dos temas de Daft Punk, tal y como habían sido publicados en el álbum Alive 2007. La película era un intenso drama psicológico sobre un drogadicto en tratamiento para desintoxicarse que toma conciencia de todo lo que ha perdido y la gente a la que ha decepcionado por culpa de las drogas. Parece bastante claro que el cine europeo ha hecho un uso mucho más interesante y creativo de la música de la banda francesa que el estadounidense. Mientras los europeos los integran como referente cultural de la época, los estadounidenses parecen aprovechar sus beats para el montar sus secuencias con más agilidad audiovisual.

"Nightcall" en The Lincoln lawyer & Drive

Sí. Si te gustaba tanto esta canción, ahora ya sabes quienes estaban detrás. Antes de que Kavinsky incluyera este fabuloso tema en su álbum de debut, OutRun, lo lanzaba como single, que hemos podido escuchar en dos bandas sonoras. Se trata de una canción producida por Daft Punk, que también incluye mezclas de SebastiAn, así como la voz de Lovefoxxx, líder de la banda brasileña CSS. Un tema absolutamente hipnótico que se escuchó primero en la banda sonora de The Lincoln Lawyer, una facinerosa película dirigida por Brad Furman y protagonizada por Matthew McConaughey, pero que se haría muchísimo más popular al aparecer en los títulos de crédito de una película ya de culto como es Drive.

Nicolas Widing Refn conseguía el premio al mejor director en Cannes por esta especie de thriller romántico protagonizado por Ryan Gosling, Carey Mulligan y Oscar Isaac. No contento con incluir un tema musical con tal poder de seducción, a pesar de que en un principio iba a ser Angelo Badalamenti el compositor de la banda sonora de su película, por cuestiones de agenda fue finalmente Cliff Martinez quien se encargó del proyecto.

El cineasta danés le proporcionó unas directrices muy específicas, proporcionándole numerosos ejemplos de canciones y sonidos que consideraba se adecuaban a su película. El resultado fue una banda sonora completamente retro, con aires ochentenos y plagada de sintetizadores, que se convirtió en poco tiempo en la debilidad de cinéfilos con aptitudes musicales. Pero no había sido el director ni el compositor quienes habían sugerido el tema de Kavinsky, sino su montador, Matt Newman, que con mucho acierto la propuso para la secuencia de inicial de créditos. ¿Alguien se resiste?

Flashforward

No tengo datos ni ninguna información al respecto que confirme lo que me aventuro a predecir, pero la cineasta francesa Mia Hansen-Løve anunció en otoño del año pasado su intención de hacer una película sobre la escena musical francesa a finales de los años noventa, centrada en particular en la explosión de aquello que se dio en llamar el French Touch. Se da la coincidencia de que su hermano era Dj en aquellos días, por lo que la directora de películas tan interesantes como Le père de mes enfants o Un amor de jeunesse, debe saber perfectamente de lo que está hablando y no me cabe ninguna duda de que la música de Daft Punk será uno de los reclamos principales de su banda sonora. Aunque para esto, todavía tendremos que esperar. Os dejo con el vídeo del que fuera su primer éxito a nivel mundial, que además estaba dirigido por un todavía desconocido Michel Gondry en el que la coreografía corría a cargo de la española Blanca Li, anteriormente miembro de la banda Las Chochonis y musa de los que frecuentábamos un bar tan mítico como El calentito, ya desaparecido, a principios de los años noventa.