Llevo trabajando en mi álbum en solitario unos 4 años. (...) Estoy a punto de finalizarlo, y estoy bastante contento con el. He estado recortando cosas, remezclando algunas canciones y rearreglando otras por algun tiempo y ahora creo que finalmente he llegado a donde quería llegar.

Sorprenden las declaraciones del bueno de Tom Keifer que datan del año 2010, cuando no ha sido hasta abril de 2013 que su primer álbum en solitario ha salido a la venta. Al vocalista y líder de Cinderella problemas de salud relacionados con sus cuerdas vocales le han traído por el camino de la amargura durante años. Mucho tiempo ya aseguraba que disponía de un montón de canciones compuestas, pero deducimos que todos esos problemas le han impedido venderlas, provocando una sequía discográfica de casi veinte años -Still Climbing data de 1993-. Como consecuencia, saborear este nuevo disco de Tom Keifer en solitario es, además de un acontecimiento para los fans de Cinderella, una estupenda sorpresa en forma de delicioso disco de rock.

nuevo disco de tom keifer

A pesar de que a Cinderella se les encuadraba en la escena del hair metal, sus canciones a menudo se asentaban sobre una fuerte base musical de raíz americana. Las influencias de los géneros estadounidenses más típicos se hicieron mucho más patentes en sus últimos discos, por lo que no es de extrañar que la dirección musical de Tom Keifer on his own apunte hacia el country, el folk y el blues, nunca silenciando a su conciencia rockera. The Way Life Goes consta de catorce canciones llenas de espíritu arraigado en la tradición estadounidense, producidas exquisitamente y con un Keifer cuyas nuevas muestas vocales le hacen difícil de reconocer.

Quizá los eternos retrasos en el lanzamiento le hayan dado a Keifer el suficiente tiempo de retocar sus creaciones hasta lo obsesivo, y de ahí que la manufactura haya quedado tan redonda. Sorprende que, con una columna vertebral del color de los Aerosmith más clásicos y el espíritu único de los Stones, el repertorio sea tan variado y rico en influencias. Muchos medios tiempos, algunos golpes hard rockeros y abundancia de guitarras acústicas, todo ello enfundando en una producción cristalina y contemporánea que facilita la escucha.

Cuesta no rendirse a canciones como la adictiva "Cold Day In Hell", la inicial "Solid Ground" o la ciderelliana "It's Not Enough". Tampoco resulta tortuosa la escucha de delicadezas como "Thick & Thin" o "The Flower Song", con un casi irreconocible Tom, o la queeniana "You Showed Me", delicias de trabajo compositivo palpable a primera escucha. Sus trallazos hardrockeros son lo que más he disfrutado, como "Fool's Paradise", con un riff a lo The Cult que me puede, o "Ain't a Bitch Paradise", de referencias al lado comercial de los de Steven Tyler con unos toques modernos que en absoluto desentonan, pero hay hasta algo de groove bluesero en "The Way Life Goes", para más variedad.

2013_0213 Tom Keifer, Philly (116)-Edit-L¿Ha merecido la pena al espera? Sinceramente, no lo sé. No creo que nadie haya pasado diecinueve años esperando este disco; yo desde luego, no. Sin embargo, sí que considero apreciable el resultado de haber macerado estas catorce canciones a fuego lento como intuyo ha hecho Mr. Keifer. La gran cantidad de detalles presentados como coros femeninos, guitarras dobladas y ligeros arreglos aquí y allá, son evidencias de un trabajo bien hecho. Catorce canciones mimadas y cuidadas, un conjunto rockero muy recomendable. Un regreso que cualquier rockero celebrará, pues atesora mucha calidad. Además de disfrutar del disco las veces que haga falta, cabe desear que el vocalista, compositor y gutiarrista, entre otros, no se demore tanto en dar a la luz nuevas composiciones como estas la próxima vez.

Tom Keifer se encuentra presentando su disco en Estados Unidos y por degracia, de momento no hay noticias de que vaya a pasar por Europa y Sudamérica.

Podéis escuchar samples de todos los temas de The Way Life Goes en la página oficial de Tom Keifer.