Pese a lo difícil de superar su excelente disco de regreso, aquel reconciliante Black Gives Way To Blue y otras cuestiones como la demanda a la banda por parte de la madre Layne Staley, una cosa ha quedado clara, y es que el espíritu luchador de la banda está fuera de toda duda desde largo tiempo atrás. El grupo ha superado la muerte de uno de los front-man más queridos de los noventa, el fantasma de la moda grunge y se ha reconciliado con sus fans en pleno siglo XXI. Esta reseña de The Devil Put Dinosaurs Here de Alice In Chains viene a confirmar lo que ya sospechábamos; es una reiteración de lo que ya escribí en previos adelantos: que Cantrell y los suyos están en plena forma.

reseña de The Devil Put Dinosaurs Here de Alice In Chains

No creo que os vaya a sorprender nada de lo que escuchéis. Somos nosotros. Pero es también algo realmente único. Tiene todos elementos de cualquier disco que hayamos sacado, es diferente a todos. Básicamente, es el siguiente capítulo en el libro de Alice In Chains, y va a ser uno grande. (Jerry Cantrell)

Alice In Chains han grabado una nueva entrega de la banda sonora de la soledad. Encontramos en forma de rock alternativo lo tortuoso de la conciencia, pesadillas y los injustos dolores de la pérdida. Doce nuevas canciones que jamás recomendaría para amenizar una fiesta. The Devil Put Dinosaurs Here es, como dice Cantrell, un nuevo capítulo en la carrera de Alice In Chains, un nuevo retrato de los aspectos más deprimentes del camino hacia el destino común de todos los mortales. Cualquiera dará por hecho que estos músicos abren las puertas a su más profundo interior cuando componen, pues en estas canciones se palpan los incómodos miedos de todo ser humano.

Dado que al grupo le acompaña la pérdida y algunos de sus componentes han circulado por las carreteras más oscuras del rock, nos creemos su música y empatizamos con ella. Llegan al interior del oyente gracias a muy pesadas guitarras, tempo lento y sus inconfundibles melodías vocales. Las voces de Cantrell -el principal vocalista- y Duvall se doblan en cada estrofa componiendo las armonías más originales del mal llamado grunge, y veinte años después, siguen sorprendiendo. Pecan también en este trabajo de repetir en algunas canciones sus patrones, haciendo que varias piezas suenan repetitivas y un tanto aburridas -"Pretty Done", muy parecida a "Hollow" y "Stone", y "The Devil Put Dinosours Here" junto con "Lab Monkey", un par de obstáculos en la escucha. Este hecho resta un par de puntos la calificación total del álbum que, por lo demás, supone una escucha tan placentera como el estilo del grupo permite.

Estamos ante un repertorio de doce piezas que ofrece tanto el lado más oscuro de la banda como el más noventero y melódico. Ya habíamos escuchado "Stone", que es uno de los temas más matadores del trabajo, así como "Hollow", otro gran ejemplo del potencial de Alice In Chains. Ésta última hubiera sonado mejor en un lugar más avanzado en la lista, pudiendo ser sustituida al inicio del disco por por "Breath On A Window", una de las que más me ha cautivado, o la que contiene el mejor riff del álbum, "Phantom Limb". Superado este trecho, la noventera "Voices", la tétrica "The Devil Put Dinosaurs Here", la pesada "Low Ceiling" o esa pieza ciertamente perturbadora llamada "Hung On A Hook" nos arrastran a la fuerza por un sendero pedregoso y desértico sin más compañía que la de nuestra mente.

Go then, if you don't feel right living in our home. Choking, eat your pride alone. ("Chocke")

Conceden un cierto descanso los que para mi son los mejores cortes, dos canciones más sensibles en los que puede que echemos de menos la tremenda voz de Layne: "Scalpel" y, sobre todo, "Choke". Culpables de que se les pudiera encasillar en el movimiento grunge por alguna razón mas destacable que el simple hecho de ser de Seattle, contienen acústicas fundidas en armonías vocales y melodías para pasear bajo la lluvia que sirven para que Cantrell despida el disco dejando las cosas claras: esto es lo que hay, y si no te gusta, vete.

8/10

No creo que hayan evolucionado tanto como le gusta afirmar al señor Cantrell. Estos son los Alice In Chains de siempre, quizás con algunas reminiscencias más áridas de las que nos tienen acostumbrados, pero para nada un gran paso evolutivo en su carrera. Se encuentran en un maduro estado creativo, pues The Devil Put Dinosaurs Here es un lanzamiento completo y de calidad que funciona tan bien que podría calificarlo incluso de inapropiado para tiempos oscuros como los que corren. No es un disco alegre, y cumple con su cometido. No lo considero un gran avance, pero sí un paso hacia adelante lógico y coherente con lo que ofrecieron en Black Gives Way To Blue y a un nivel de calidad similar. Siguen muy vivos y ofreciendo el rock alternativo más adulto, duro y descorazonador. A riesgo de mermar un buen estado de ánimo, he aquí una escucha con la que empatizar en momentos difíciles, para dejarse llevar en la oscuridad de tu rincón preferido, lejos de bullicio y estrés. Un gran trabajo.

Fecha de lanzamiento: 28/05/2013
Discográfica: Virgin Records
Compra el disco: Amazon
Tres canciones destacadas: “Stone”, “Phantom Limb”, “Choke”

Escucha The Devil Put Dinosaurs Here en Grooveshark:
Alice In Chains - The Devil Put Dinosaurs Here by Edgar Carrasquilla on Grooveshark