Me encuentro exhausto, pero satisfecho. Me descubro haciendo cuentas al llegar a casa tras unas ocho horas de festival metalero, y es que dentro de pocos días se cumplen diez años de mi primer concierto. El 12 de junio de 2003 disfruté de uno de los conciertos de mi vida: Iron Maiden en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid. Pienso en ello, y me doy cuenta de que diez años después, poco ha cambiado. Steve Harris y compañía se mueven algo menos, Murray se ha cortado el pelo, Dickinson va menos sobrado de voz y el repertorio es algo diferente. Sin embargo, todos contestamos a pleno pulmón a los "scream for me, Madrid!" al unísono, conformando toda una familia de fans durante casi dos horas. Heavies de todas las edades, clases y estilos. Familias enteras llevando a sus hijos menores de diez años a ver a la banda más grande que ha dado el heavy metal británico. Todos y cada uno de ellos corean estribillos mágicos y se dejan asombrar ante enorme espectáculo. Son los de siempre, y en esta crónica de Iron Maiden en Sonisphere es lo que voy a exponer.

crónica de Iron Maiden en Sonisphere

El viento nos jugó una mala pasada. Desde que llegué al recinto, fuertes corrientes de aire se llevaban el flujo sonoro de las torres de bafles de lado a lado. La música nos llegaba a ráfagas. Desde las gradas el sonido se percibía horrible, y nada más terminar de sonar "Doctor Doctor" de UFO, gran parte del público que las ocupaba corrió al foso del auditorio en busca de un sonido más decente. A base de moverme de un sitio a otro, descubriendo que el público no era tan numeroso como en otras ocasiones, me asenté en un punto donde pude disfrutar como la banda se merece. La ecualización además mejoró sobremanera a partir de "Can I Play With Madness", que no era del todo buena durante "Moonchild" y la nombrada, pero qué importa cuando todo el auditorio canta al unísono cada verso y tenemos a un Bruce Dickinson ocupando cada metro cuadrado del gigantesco escenario.

Como recreación de su mítico Maiden England, el azul era el color predominante sobre las tablas, cubriendo plataformas y disimulando la gran cantidad de pirotecnia que tenían preparada. Un telón de fondo para cada canción y sorpresas por doquier para un setlist de infarto, compuesto exclusivamente de clásicos que la banda interpreta como solo un grupo que lleva treinta años en la carretera se permite. El viento no cesó, pero cuando nos llegaba el sonido de forma directa, las tres guitarras y el ametrallador bajo de Harris eran perfectamente diferenciables, así como la voz de Dickinson. Este último es quizás quien más evidencia el paso del tiempo, y es que desde mi anterior encuentro con la banda, allá por el 2010, se le nota cierto desgaste, haciendo uso de ecos en algunos tramos y llegando ciertamente justo a estribillos como el de "Moonchild".

iron-maiden-albistea_foto960Pero me reitero: el público le perdona todo a la Doncella cuando entonan clásicos de la talla de "2 Minutes To Midnight" cuyos solos de guitarra quitan el hipo, o "The Trooper", durante la cual los presentes corean hasta los riffes. A Dickinson ya le hemos visto mil veces vestido de soldado británico y ondeando la bandera, y "The Number Of The Beast" la escuchamos cada fin de semana en el garito rockero de turno, pero ver a esos seis rockeros de la vieja escuela, entrados en años y corriendo de lado a lado del escenario mientras no fallan siquiera una nota, nos hace sentir que todo fuera nuevo.

Grandes momentos los de la mítica "Phantom Of The Opera", con la totalidad del público saltando al unísono, el "Wasted Years" o todo el halo progresivo de "Seventh Son of a Seventh Son". Inolvidables, como siempre, "Fear Of The Dark" y "Aces High" una de las piezas en las que Dickinson echó mano del efecto "eco" para alargar su agudo. La ya pesada "Iron Maiden" junto con "Running Free" las hubiera cambiado por otros clásicos a rescatar, pero más de uno se extrañaría si no las tocasen, así que supongo que la banda se auto-impone su interpretación. Eché en falta "Die With Your Boots On", pero la añoranza se me pasó al disfrutar con la épica y redonda "The Evil That Men Do".

Hasta tres Eddies diferentes al fondo del escenario -el más espectacular, sin atisbo de duda, el de la bola de cristal-, multitud de petardos y fuegos de artificio, llamaradas, duelos de hachas al frente del escenario, y unas luces espectaculares que sólo pudimos disfrutar al final. No se de quién fue la idea, pero desde luego, ver a Iron Maiden con el cielo iluminado por el sol fue extraño, amén de un desperdicio de su espectacular montaje. En conjunto, espectacular; el más impresionante que le he visto a la banda en directo. Y si a esto añadimos los malabares guitarreros de Janick Gers y las florituras técnicas de Smith, Murray y él mismo, junto con el huracán que son Harris y Dickinson sobre el tablado, tenemos toda una bomba de relojería formada por, no lo olvidemos, músicos que pasan la barrera de los cincuenta. Casi nada.

No sé si será la mejor banda del heavy metal -en el fondo, lo tengo claro- pero a profesionalidad les igualan pocos. Una hora y cuarenta y cinco minutos de clásicos interpretados con brillantez, dejando el recuerdo de un concierto excelente. Hubiera sido épico si la naturaleza se hubiera guardado sus soplidos para otro día, pero supongo que no se puede tener todo.

Con el buche lleno de heavy metal y con una satisfacción que le quita peso a mi fatiga, no sólo pienso en la primera vez que los vi. Elucubro también acerca de si esta habrá sido la última. Y si esta ha sido la última, me preocupo, porque de lo que tengo certeza es del enorme cráter que van a dejar en el género el día que digan adiós.

Setlist de Iron Maiden

  1. "Moonchild"
  2. "Can I Play with Madness"
  3. "The Prisoner"
  4. "2 Minutes to Midnight"
  5. "Afraid to Shoot Strangers"
  6. "The Trooper"
  7. "The Number of the Beast"
  8. "Phantom of the Opera"
  9. "Run to the Hills"
  10. "Wasted Years"
  11. "Seventh Son of a Seventh Son"
  12. "The Clairvoyant"
  13. "Fear of the Dark"
  14. "Iron Maiden"
    Encore:
  15. "Aces High"
  16. "The Evil That Men Do"
  17. "Running Free"

Setlist Iron Maiden (Sonisphere Madrid, 31-05-2013) by César Muela on Grooveshark

Nota: las fotografías son pertenecientes al concierto que la banda ofreció en Barakaldo el lunes pasado.