The Ladies – They Mean Us

Estaba navegando por el inmenso mundo de los blogs y me encontré con una banda llamada The Ladies. Dicho blog no ofrecía información alguna del grupo, sólo mostraba una alentadora portada representada por un respiro femenino y un link para bajar el disco completo. Mi primer pensamiento fue: The Ladies eh...? Suena bien, solo por esa parte de Ladies.

Otro pensamiento llegó a mi ociosa mente la cual decidió finalmente descargar el disco y darle una oportunidad a uno más entre esa bola de grupos aburridos, que, entiéndalo de una maldita vez, (The Vines, The Fratellis, The Cosmetics, Arctic Monkeys y similares) no van a trascender, con el tiempo nos olvidaremos lentamente de ustedes. Suenan tan genéricos y aburridos que ya agotaron la fórmula hasta el cansancio. Así que con la última esperanza en encontrar algo diferente en este desgatado sonido lo tenían las mujeres.

Mientras descargaba el disco me puse a buscar información del grupo, no fue muy simple, pero cuando la encontré me lleve una verdadera sorpresa. No era un grupo de mujeres, o algún grupo mixto con mujeres al frente, solo son dos hombres no muy tirados al feminismo.

The Ladies es un proyecto alterno formado por Zach Hill, un músico multiusos residente de la aclamada California, mejor conocido por hacer sonar sus tambores y platillos en bandas como Nervous Cop y Hella, además de Rob Crow, cantante californiano conocido por sus distintas colaboraciones en grupos de la escena de guitarras distorsionadas y actual líder de cuerdas en Pinback. Como ya lo pueden estar suponiendo, They Mean Us (Temporary Residence Limited, 2006) es un disco lleno de distorsión, una agridulce voz, y batería en primer plano.

Ahora que todos sabemos quiénes son The Ladies, podemos decir que éste es uno de los expedientes más fuertes y más únicos que he escuchado en los últimos años. Más aventurero que Pinback, y más accesible que Hella, The Ladies demuestran ser mejores combinando sonidos.

El disco inicia con una guitarra de simples acordes que rápidamente se ve acorralada por los cambios de ritmo en un repetido esquema de introducción en Black Caesar-Red Sonja. Es la presentación de la banda, primero va la guitarra y la voz, de la mano le siguen las percusiones, llega al clímax (un solo de batería) y regresa al esquema de distorsión. Luego sigue otro tema introductorio de sólo 17 segundos que sirven para recibir otros 10 temas diferentes a todo lo que hemos escuchado por los últimos días. Con Empathy On a Stick se da un giro completo, es su visión del punk y lo ejecutan como debe de ser, con rapidez y versatilidad, como buenos músicos. Nice Chaps, Buddy desgarra tanto sentimiento que se vuelve adictiva.

El disco está editado por Temporary Residence Limited, cuna de grandes bandas como Mono, Explosions in the Sky o Caroline. Lo curioso aquí es que dicha disquera no edita discos tan seguidos, así que cuando lo hace es por que algo bueno está en puerta. El álbum se embala tan denso con la interacción melódica de percusión que, por momentos, parece abrumar el concepto. Pero desde mi perspectiva, ese tipo de cosas son los que le da adeptos al disco.

Es un testamento genuino a la química magnética entre Hella y Pinback. Un ejemplo brillante de lo que son capaces dos individuos cuando están inspirados.