Alive 2007 – Daft Punk

Yo no he visto a Daft Punk en vivo (y espero que se me haga antes de morirme, snif, snif), pero estoy segura de que este álbum captura a la perfección lo que debe ser ver al dúo robótico en concierto.

Alive 2007 es como un álbum de grandes éxitos, pero en el que--al menos durante las primeras oídas (cuando todavía no te sabes el disco de memoria)--no sabes cómo se te van a presentar los clásicos en cuestión. Ahí están todos (bueno, no, tristemente "Digital Love" no está), pero corregidos, aumentados y mejorados, pues a lo largo de poco más de una hora de duración, el álbum ofrece un magnífico repaso de los temas más memorables (¿todos?) de la carrera de Thomas Bangalter y Guy-Manuel de Homem-Christo. Pero lo que hace que este álbum en vivo sea especial es la manera--impecable, soberbia, cuidada, y la vez, lúdica--en que los franceses mezclan toda su discografía para armar piezas completamente nuevas tomadas de su pasado, haciéndolas sonar tan frescas, bailables y prendidas como si Daft Punk fuera una banda nueva y no con más de una década de historia contada.

En vez de recurrir a un set en vivo predecible y con pocas variaciones, Daft Punk se arriesga (y estoy segura que, de paso, también se divierte) a ofrecer todo lo contrario, pues a pesar de tratarse de temas ya añejos que todos nos sabemos (pues ya son clásicos no sólo de la electrónica, sino del pop), con sus versiones en vivo logran sorprendernos muy gratamente one more time, haciendo que un temazo como "Around The World" nos emocione no sólo igual que antes, sino todavía más con su nueva presentación (mezclado con "Harder, Better, Faster, Stronger"). Si alguna vez alguien pensó que las canciones de Discovery no podrían sonar mejor (y es que en verdad es difícil creer que pueda ser posible), Alive 2007 es la prueba irrefutable de que sí se puede, y con qué estilo, caray. Hasta los tracks de ese álbum difícil de digerir que es Human After All salen más que bien parados después del "proceso de remodelación" en manos de Daft Punk.

Alive 2007 es magia electrónica de principio a fin, no sólo por la ejecución sino también por la atmósfera festiva que logró crear en el público parisino en el concierto (el repetido "fuck it, fuck it, fuck it" en "Technologic" es celebrado con emoción; en "Crescendolls" se nota a los franchutes particularmente animados; a la primera campanada que anuncia "One More Time/Aerodynamic" la gente se vuelve loca; "Da Funk/Daftendirekt" es de los últimos temas del álbum y a pesar de ello los ánimos no han decaído un ápice). Quizá, más allá de su impulso de reinvención y de su impresionante y sofisticado show, el secreto del dúo para crear esa vibra en concierto radica en que, a lo largo de su carrera, Daft Punk ha logrado elaborar todo un universo alrededor de su música--desde los enigmáticos cascos, pasando por esa joya que es Interstella 5555 y su gran pirámide--, con el que ha logrado ganarse al público en muchos niveles y por diferentes motivos. Alive 2007, su manera de entregarse a los fans en vivo, es un elemento más de ese muy particular universo daftpunkiano, un nivel más en el que el dúo parisino se divierte y sigue creando a la vez que se vuelca por completo en la audiencia. Imprescindible.

Puntuación:  10/10