Descubriendo a Gavin DeGraw

La vida de los cantautores parece ser una de esas películas de infinita secuela y calcado guión: chico de familia humilde que ama la música, logra empezar a tocar en locales y termina llamando la atención de alguna discográfica que termina por publicarle un disco. A veces la historia termina bien, y otras no tanto.

Así podríamos resumir la andadura musical de Gavin DeGraw, un cantautor de Nueva York, con 3 discos bajo la manga. El debut de Gavin fue en el año 2001 cuando publicó Gavin Live, un disco autoproducido que ni siquiera llegó a las listas de éxitos. Fue justo 2 años más tarde cuando el cantante fichó por SonyBMG para publicar Chariot, un disco cuyo debut se quedó anclado en el número 103 de Billboard.

La popularidad llegó con la participación de Gavin en la banda sonora de la serie One Tree Hill, sus melosas canciones pegaban a la perfección con la historia de amor de los protagonistas de este show, claramente dirigido a un target juvenil. En el año 2004, se publicó Chariot Stripped, una versión acústica del anterior disco, que funcionó bastante bien.

Ahora, y tras relanzar Chariot en Reino Unido y versionar We are the champions en un tributo a Queen, el artista se encuentra en el estudio de grabación preparando el que será su cuarto disco. Habrá que ver si le va igual, mejor o peor que al resto de calcados cantautores melosos, aunque no hay que negarlo, Chariot suena a típico éxito musical romántico.