Ryan Adams participa en las Black Cab Sessions

Ryan Adams se subió al taxi de los muchachos de Black Cab Sessions y estuvo haciendo la canción "Sink Ships" pero no todo fue tan pacífico y tranquilo como los demás viajes.

El muchacho alternativo le agarra malestar cuando se sube a un auto que da muchas vueltas, entonces el taxi tuvo que ir en línea recta todo el trayecto sino era posible que el artista vomitara en la mitad de la canción. En fin, todos sabemos que Adams es una persona, por demás, rara.

Más allá de eso la canción salió perfecta. Una versión lindísima.