Músicos británicos en contra de la criminalización de sus fans

bragg

La FAC (Featured Artist Coalition) se ha puesto en pie de guerra contra las discográficas. La asociación, que agrupa a más de 140 músicos del Reino Unido, ha manifestado su enfado ante propuestas como la de Lord Carter empeñado en llevar ante los tribunales a todo aquel que se descarga música, pasándose por el forro unas cuantas libertades individuales.

Los artistas, entre los que se encuentran Billy Bragg y miembros de Blur o Radiohead, sin olvidar al antaño superpopular Robbie Williams quieren tener el control de su producción artística. Bragg considera la criminalización una vía proteccionista, llegando a compararla con el intento de volver a meter pasta de dientes en el tubo una vez ha salido. Se trata de una lucha en la que el artista ha de estar del lado del aficionado, y donde el interés común llama a prescindir del intermediario que se lleva toda la pasta tratando además de meter a unos cuantos en la cárcel.

De ser un directivo discográfico, la verdad es que estaría cagadito de miedo. La concienciación de los artistas crece a pasos agigantados, y sólo es cuestión de tiempo que una serie de medidas estándar hagan la música rentable para los artistas, barata para los usuarios y una ruina para esos intermediarios hoy por hoy prácticamente innecesarios.