Reseña: ‘Little Hells’ – Marissa Nadler

8/10

Marissa Nedler es una cantante folk/pop estadounidense con cuatro discos en su haber y una voz profunda y hechizante que funciona perfectamente como instrumento para temas obscuros y melancólicos, no aptos para corazones duros.

Esta bostoniana editó el pasado marzo su última producción llamada Little Hells, en la que contó con colaboradores como el baterista de Blonde Redhead, Simone Pace, el productor Chris Coady, Myles Baer y Dave Scher. El resultado es un álbum tan personal y tan cimentado en la guitarra como sus anteriores producciones, pero con una atmosfera mucho más rica y llena de detalles.

En contraparte, las letras se han vuelto un poco más introspectivas, o al menos así se sienten. Por ejemplo, la placa arranca con un tema lleno de viejas memorias llamado "Heart Paper Lover", en el que la intérprete se hace acompañar de un sintetizador mientras repite "Heart paper lover, Are you gone again?".

A ésta le sigue "Rosary", una balada que recuerda mucho al estilo de Hope Sandoval y en la que la Nadler logra hacer de la tristeza un sentimiento un poco más amable e incluso sensual. El ritmo aumenta con "Mary Comes Alive", tema comandado por los exactos golpeteos de Simone Pace y un omnipresente sintetizador, que nos lleva a través de la discusión entre un viejo matrimonio.

Marissa recupera su parte folk para la siguiente canción, "Little Hells", en la que el órgano ronda en el fondo para dejar a su voz y guitarra hacer de protagónicos. Ya a la mitad del disco aparece uno de los mejores temas de la producción "Ghosts and Lovers", en el que la música baja casi hasta el cero para que su voz pueda brillar mientras nos cuenta sobre amantes y fantasmas que aparecen hasta en las rendijas de las puertas para atormentarnos con su presencia.

La producción tropieza un poco con el siguiente tema "Brittle, Crushed & Tom", pero al mismo tiempo éste sirve de puente entre la anterior canción y "The Hole is Wide", otro tema sobresaliente en el que la pérdida hace nuevamente su aparición.

Seguimos con "River of Dirt", obvia elección como primer sencillo por ser un perfecto conglomerado de las fortalezas de este disco: la voz de Marissa, la colaboración de Pace y una excelente letra.
Así, ya casi llegamos al final de la producción, no sin antes escuchar "Loner", en el que la voz de Marissa suena fuertemente distorsionada para crear una melodía que bien podría servir para contar una historia de fantasmas o musicalizar una película sobre el tema.

El final llega con "Mistress", en el que la cantante habla sobre una mujer decidida a dejar atrás al culpable de su miseria y salir a la luz ya no como la amante sino como una mujer libre y decidida.

Little Hells es indudablemente un álbum sobre la pérdida, la muerte, los amores rotos, las dudas y tristezas, pero al mismo tiempo es una invitación a no rendirse, pues en cada canción parece haber un poco de esperanza y de aceptación a lo que nos ha tocado vivir.

También es prueba de la química perfecta entre Marissa Nadler y sus colaboradores, quienes con su talento lograron hacer de este un álbum dinámico y detallado, en el que brillan instrumentos como el theramin, la guitarra, la batería, órganos, sintetizadores, pianos y por supuesto la guitarra.

Un álbum fácil de escuchar pero que al mismo tiempo requiere de tiempo para digerirlo. Un disco para escuchar en soledad, tardes nubladas o días lluviosos en los que la melancolía se ofrece como única compañera. En fin, una excelente recomendación si el folk/pop de chicas como Joanna Newsom, Kate Bush y Hope Sandoval es lo suyo.

Por cierto, un agradecimiento a Emmanuel, quien me recomendó este disco.

Fecha de lanzamiento: 2009

Disquera: Kemado Records
Compra el disco: Amazon
Descarga el disco: Descarga directa