Reseña: Tracey Thorn – Love and It’s Opposite

En un tiempo en el que el mundo de la música es dominado por la gente joven o aquellos empeñados en conservar la eterna juventud; y los grupos más apreciados por la crítica son los que observan un estado de experimentación cercano a lo inentendible, es difícil que sobresalga un disco tan adulto y poco experimental como lo es Love and it`s Opposite, el segundo larga duración como solista de Tracey Thorn, quien para más señas es recordada como la mitad de uno de los dúos más famosos de los 90, Everything But the Girl.

Y es que a diferencia de grupos y cantantes de más o menos la misma edad, Tracey aceptó hace mucho tiempo que había cosas mejores que hacer que ponerse unos spandex y subirse al escenario a contonear las caderas. De hecho la intérprete se ha dedicado los últimos a ser básicamente madre de sus hijos y ama de casa, al menos durante la mayor parte del año, pues en el 2007 editó un disco como solista en el que retomaba algunos elementos electrónicos como los que utilizaba junto a su ex compañero y pareja Ben Watt.

Sin embargo, en esta oportunidad la cantante ha preferido retomar el sonido indie pop que caracterizaba a la agrupación antes de que cierta canción los volviera mundialmente famosos. Esto es muy claro desde el track abridor "Oh the Divorces!", una balada valseada a piano que luce en todo su esplendor la voz de Tracey, mientras nos cuenta con mucho sentimiento cómo por todos lados hay gente divorciándose y lo complicado que es no tomar parte en escenarios como éste.

El resto de los temas hablan del mismo tipo de situaciones y pequeños instantes del día a día que les toca vivir a aquellos que han tenido una vida de adultos durante mucho tiempo. Desde el miedo al matrimonio en "Long White Dress" o el miedo al amor en "Why Does the Wind?"; hasta los problemas que causa el amor terminado en "Singles Bar", donde Thorn aborda la vida después de un divorcio. También está "Late in the Afternoon", en la que aborda el asunto de envejecer con alguien; "Swimming", en la que habla sobre superar la tormenta y los problemas; y "Hormones", en la que retoma la relación con sus hijas para hablar de los cambios en la vida de todas debido a las hormonas.

Es un hecho que tópicos como estos no necesariamente se tocan en los discos que escuchamos hoy en día, por lo que si no has llegado a esa parte de tu vida, es difícil identificarse con los sentimientos de la Thorn, aún cuando la cantante habla de estas cosas con mucha agudeza e ingenio.

En cuanto a la música, este es definitivamente un álbum pop, lleno de arreglos de cuerdas y uno que otro momento electrónico, pero en general con un acercamiento muy orgánico a las canciones, pues se nota la intención de dejar que la voz de Tracey fluya al ritmo de la melodía y que sea ésta la que protagonice los temas, en vez de los grandes arreglos e incontables instrumentos.

"Long White Dress" por ejemplo comienza con sólo un par de instrumentos de fondo, hasta que a la mitad de la canción entra la batería para darle un ritmo más de balada pop. En "Hormones", sin embargo, se acelera el ritmo con un piano atónico, batería, guitarra eléctrica y aplausos, quitándole seriedad a una canción que de otra forma hubiera sido una verdadera cursilada.

En "Kentish Town" Tracey baja nuevamente el ritmo mientras habla de recordar el pasado y los fantasmas de relaciones terminadas. A ésta le sigue la que en lo personal se me hace la mejor canción del álbum, "Why Does the Wind?". Aquí, la inglesa agrega un par de cuerdas, cajas de ritmos y sintetizadores para crear el tema más bailable y energético del disco, a pesar del desconsuelo que se siente en la letra.

Continuamos con los dos covers que completan el puñado de canciones nuevas de esta placa. El primero es una versión de "You are a Lover", tema original de la banda húngara The Unbending Trees que Tracey aborda con sólo una guitarra eléctrica y un par de coros para lograr, en mi opinión, un resultado mucho más conmovedor que el track original.

El segundo es una inquietante y un poco siniestra revisión de la canción "Come on Home to Me", original de ese ídolo de los músicos indie que es Lee Hazlewood, y que Tracey retoma acompañada por uno de mis cantantes favoritos, el sueco Jens Lekman, realizando un estupendo trabajo en lo que es sin duda es otra de las joyas de este disco.

Por cierto que Jens no fue el único invitado celebre en esta producción, pues además de él también colaboraron Al Doyle de Hot Chip, Leo Taylor de The Invisibles y el productor Ewan Pearson, aunque es difícil decir quién puso qué en la producción.

La placa termina con dos temas de influencias electrónicas pero con diferentes acercamientos. En "Late in the Afternoon" las cajas de ritmos y el piano aparecen sólo como fondo musical, mientras que en "Swimming" llevan el ritmo en todo lo alto como para confirmarnos que todo acabará bien, sin importar que tan mal nos haya ido en el día.

Como ya dije en un principio, este no es un disco experimental ni mucho menos, pues si le rascamos un poquito podremos encontrar ritmos, sensaciones y acercamientos parecidos a los que Tracey tenía con su anterior banda. Musicalmente es sólo una continuación de lo que la cantante ha venido haciendo desde hace varios años, sólo que con el extra de la sabiduría que da la vida, una sabiduría utilizada en este caso para abordar el amor y sus problemas desde diversas perspectivas, todo sin perder el sentido del humor.

7.8/10

Es cierto que por momentos Love and It´s Opposite se siente tartamudeante, y definitivamente hay un par de canciones que no son para ponerles mucha atención pero en general, este es un disco pop bien logrado y extremadamente conmovedor. La estrella como siempre es la voz de Tracey Thorn, quien a pesar del retiro y de los años vividos, o tal vez debido a eso, ha logrado conservar la calidad vocal y la capacidad para convencernos de cualquier cosa a través de su canto. Como ya dije, este es un álbum con el que es un poco difícil identificarse si no has llegado a la madurez o has experimentado las mismas cosas que alguien de la edad de Thorn. Sin embargo, para aquellos que simplemente buscan buenas canciones pop, este álbum los dejará con un buen sabor de boca.

Fecha de lanzamiento: Mayo 2010
Discográfica: Strange Feeling Records
Compra el disco: Amazon
Descarga el disco: En la red
Canciones destacadas: "Why Does the Wind?", "Come on Home to Me", "Oh, the divorces!"