Video “Alejandro” de Lady GaGa: homoerotismo dark

Tras una larga espera que sacudió las redes sociales de una manera impresionante, Lady GaGa estrenó el video de "Alejandro", el tercer sencillo de The Fame Monster, el EP que acompaña la reedición del aclamado álbum debut de esta polémica cantante norteamericana, que siempre está en boca de todos por su extravagante forma de llamar la atención.

A diferencia de los tracks de su primer disco, en todos los temas que componen su último lanzamiento GaGa intentó resucitar sonidos y tendencias para poder hacer resaltar su propuesta por encima de las del resto del pop. Debido a que su osado concepto casi nunca se aleja del sexo, aprovecha el erotismo del lenguaje español y los nombres masculinos como Roberto o Fernando en las letras de su canción, como en el italo disco de los '70. Y su sonido, que así mismo tampoco intenta alejarse de la pista de baile y la presurosa inmediatez de su música, con un electro-pop bastante raro.

El video, dirigido por Steven Klein, es como nos tiene acostumbrados: una fotografía impecable (recreando un gélido y oscuro lugar fúnebre) y unas ganas de causar revuelo tremendas. En este larguísimo video, que a diferencia del anterior carece de argumento (sin importar cual ridículo sea), no veremos bailarinas: según ella, el clip es un homenaje a sus seguidores gays, por lo que sólo la veremos rodeada de hombres, montando atrevidas coreografías con poca ropa. Sí, no sólo el estereotipo de los hispanohablantes es el que alimentan.

Un montón de argumentos pueden darnos un montón de pros y contras sobre esta obra, pero una cosa es segura: Esta mujer ha llegado para quedarse. Todo ello reside en el obsesivo cuidado sobre cada aspecto de su trabajo por parte de ella misma y los profesionales que la asesoran hace de su ambiciosa proyección una realidad, una que sabe reiventarse y la hace totalmente fundamental y especial.