Vampire Weekend recibe una importante demanda

Serios problemas en el horizonte de Vampire Weekend, si prospera el proceso judicial que inició contra ellos la modelo Kirsten Kennis por uso indebido de su imagen.

Y es que la rubia, que ilustra la tapa del disco Contra (2009), alega que la banda utilizó una fotografía suya de 1983 sin la autorización correspondiente. No solo contra los músicos es la cosa, si no que el autor de la fotografía es acusado de falsificar la firma de Kennis en los documentos de autorización.

¿Por cuanto dinero es la demanda? Nada menos que 2 millones de dolares, lo cual es hasta gracioso ya que esa suma supera largamente lo que recaudó la banda por la venta del disco.

Parece, en principio, un reclamo un tanto desmedio, aunque cada uno tiene el derecho de ponerle a su imagen el precio que crea conveniente. Veremos que es lo que decide la Corte Suprema de Los Angeles y, en caso de fallar en contra de VW, habrá que ver de donde sacan los dos palos Ezra, Rostam y compañía.